adplus-dvertising

Mes: mayo 2012

¿Vamos al cine?

La cinefilia, al parecer, es una cosa hereditaria. Mi mamá nos contaba a mí y a mis hermanos que, al llegar del trabajo, aun exhausta después de las jornadas en el hospital, acudía sin falta a las funciones de permanencia voluntaria a ver los clásicos de Alfred Hitchcock.

El verdadero lenguaje del amor

Dice el relato de un preso de la Rotunda, Venezuela, que en la cárcel había una mata de guayaba a donde los presos aquejados por el mal de amores acudían para liberarse de su pena. De ahí que hoy, en esta región, «estar enguayabado» o «a la sombra del guayabo», sea sinónimo de estar triste o nostálgico de amor.

Scroll to Top