La traición del lenguaje

La risa, el tono de la voz, las palabras que utilizamos y los temas que abordamos, son elementos inocentes que, sin saberlo, nos hacen transparentes frente a los demás.