Desde la redacción

«There is a light that never goes out» / The Smiths (1986)

Si hay una canción que celebre con gran entusiasmo el estar enamorado sin remedio y sin esperanza, ésa es «There is a light that never goes out».

—Sobre autobuses de doble altura y camiones de diez toneladas—

Letra y música: Steven Patrick Morrissey y Johnny Marr
Álbum: The queen is dead, 1986.

Intro

Si hay una canción que celebre con gran entusiasmo el estar enamorado sin remedio y sin esperanza, ésa es «There is a light that never goes out». El tema, incluido en el álbum de la banda oriunda de Manchester, The queen is dead (1986), es, también, el himno por excelencia de los fanáticos de los ingleses y, sobre todo, de los incondicionales del cantante, Morrissey. Y aunque es una colaboración entre ambos músicos —la letra de Morrissey, la música de Johnny Marr—, su estatus simbólico tiene más bien que ver con el recuerdo del grupo en sí o con el voto de fe eterna —sí, en ese tono de espiritualidad perpetua, casi, casi, como si de una religión se tratara— en el vocalista.

Sin embargo, a pesar de la fama del tema y de que era el favorito de los productores y de casi toda la banda, no fue elegido como sencillo en ese entonces gracias a la insistencia de Marr; ese lugar lo ocupó «Bigmouth strikes again» —canción que, por cierto, fue compuesta a la par que «There is a light…» y con la que comparte similitudes armónicas. Así, nunca se tocó como encore en los conciertos: normalmente la tocaban por la mitad del show. No obstante, eso no fue obstáculo para que llegara al primer lugar de la lista británica de popularidad de fin de año de John Peel, la Festive 50. Un año más tarde fue incluida en el disco recopilatorio The world won’t listen, publicado por Rough Trade Records y, finalmente, en 1992, cinco años después de que el grupo se disolviera, fue parte del recopilatorio Best II y lanzado como sencillo por la discográfica WEA. Llegó hasta la posición 25 de las listas de popularidad.

Verse

Una de las controversias que desató la canción fue el hecho de que la letra glamorizara quizá demasiado al suicidio, aunque no habla de ello precisamente. «There is a light…» cuenta la historia desde el punto de vista de un narrador en primera persona —que es también el protagonista— enamorado y mal correspondido. O al menos, que vive su amor en silencio y piensa que la mejor manera de sublimar el sentimiento es muriendo al lado del objeto de su afecto —«And if a double decker bus crashes into us / to die by your side is such a heavenly way to die / And if a ten ton-truck kills the both of us / to die by your side, well, the pleasure, the privilege is mine»—,1 Y si un autobús de doble altura se estrella contra nosotros / morir a tu lado es una manera celestial de morir / Y si un camión de diez toneladas nos mata / morir a tu lado, bueno, el placer, el privilegio es mío. el mismo que conduce el coche y al que le pide que lo lleve a un lugar animado «donde haya música y haya gente / y sean jóvenes y estén llenos de vida — where’s there music and there’s people / and they’re young and alive», pues no quiere regresar a casa ya que «no es su casa, es la de ellos, y ya no es bienvenido — «oh please don’t drop me home / because it’s not my home, it’s their home / and I’m welcome no more».

Morrissey ha dicho al respecto que la letra de la canción es como si «un martillo lo golpeara», sobre todo la parte en donde el narrador tiene la oportunidad de confesar sus sentimientos —«And in the darkened underpass / I thought, oh, God, my chance has come at last»—,2 Y en el pasaje oscurecido / pensé, oh, dios, mi oportunidad ha llegado. la cual «no podía soportar escuchar puesto que era algo muy íntimo».3 Citado en Simon Goddard, Mozipedia. The encyclopedia of Morrissey and The Smiths; Plume: Nueva York, 2010, p. 441.

«There is a light that never goes out» —versión final

Chorus

Una de las principales leyendas urbanas que giran en torno a esta composición —y por la que se piensa que es algo «muy íntimo» para Morrissey— es la de que está secretamente dedicada al guitarrista Johnny Marr, pues en esa época éste solía llevarlo en su coche. Esto es algo que sólo el cantante sabe y, cuando se le ha preguntado, él se ha limitado a responder: «It wasn’t and it isn’t».4 «No lo era y no lo es.» El mismo Marr se muestra sorprendido, pero ecuánime:

Nunca pensé demasiado acerca de eso. Esas teorías salieron justo después de la separación del grupo. Sólo Morrissey lo sabe. Cuando la grabamos, yo no estaba pensando cosas como «Ay, es sobre mí», o algo así. Si es así, genial. Si no, igual es una gran canción. Estoy seguro de que se han escrito peores canciones sobre mí, así que, si ésta lo es, está bien. Pero, para que conste, yo no era la única persona que llevaba a Morrissey en su coche, si de eso se trata.5 Citado en Simon Goddard, op. cit., p. 442.

Bridge

Lo que seguro es más probable son las influencias en las que pareció inspirarse «Mozz» para componer la letra: la canción «Lonely planet boy» de su banda favorita, los New York Dolls, que también habla de paseos en coche: «How could you be drivin’ down by my home, when you know I ain’t got one? — ¿Cómo podrías haber pasado en tu coche por mi casa si sabes que no tengo una?»; un diálogo de la película Saturday night and Sunday morning —también de las preferidas del músico— que dice: «Why don’t you take me where it’s lively and there’s plenty of people? — ¿Por qué no me llevas a un lugar animado y lleno de gente?»; la canción «Will you love me tomorrow?», de The Shirelles, que dice: «The light of love is in your eyes — la luz del amor está en tus ojos», y que pudo haber inspirado el título, además de que una primera versión del tema de The Smiths decía «there is a light in your eyes that never goes out — hay una luz en tus ojos que nunca se apagará»; y, finalmente, el autor y periodista musical, Simon Goddard, cree que también se inspiró en la película Rebel without a causeRebelde sin causa—, que protagoniza su ídolo James Dean, y en la que su personaje deja su problemático hogar a bordo del auto de su prospecto romántico.

There is a light that never goes out —demo

Coda

La canción fue escrita y compuesta en el verano de 1985; y la primera vez que Marr la tocó enfrente de Morrissey fue, según el guitarrista, una noche bastante productiva que tuvo como resultado, además de «There is a light…», «Frankly, Mr Shankly» y «I know it’s over»:

Morrissey estaba sentado en el borde de una mesita. Yo, con mi guitarra, en una silla justo enfrente suyo. Él traía una grabadora Sony Walkman, esperando a escuchar lo que le tenía preparado. Así que dije: «Bueno, tengo esto». Y empecé a tocar los acordes. Sólo me miraba mientras lo hacía. Era como si no se atreviera a hablar, en caso de que el encanto se rompiera.6 Idem.

Marr adaptó la introducción musical del cover de «Hitch Hike», de Marvin Gaye, que habían hecho The Rolling Stones, que, por cierto, también fue usado en «There she goes again», de The Velvet Underground. Era el periodo de Marr en el que todas sus melodías intentaban mantener el mismo tono menor. De hecho, varios musicólogos afirman que «There is a light…» comparte muchas características armónicas con otras de las canciones del grupo como «Rubber ring» y, como se mencionó anteriormente, «Bigmouth strikes again».

«Cuando la tocamos por primera vez, pensé que era la mejor canción que había escuchado nunca», añade Marr, cuyo entusiasmo lo sustenta una cinta que ha perdurado todo este tiempo y en la que se le puede escuchar diciéndole a su entonces compañero de grupo: «¡La forma en la que cantaste el final fue brillante!».7 Idem.

El guitarrista completó la versión final con un arreglo orquestal exquisito creado con sintetizadores Emulator: en el álbum le dieron el crédito al ensamble ficticio de Hated Salford.

Outro

Johnny Marr fue el primero en volver a tocar «There is a light…» después de disuelto el grupo, en un concierto en 2001, con Neil Finn, el cantante de Crowded House, aunque la reputación icónica del tema le ha sido otorgada más bien gracias a las actuaciones como solista de Morrissey, quien la incluye en su setlist desde 2002 como encore «de proporciones casi bíblicas». De hecho, la versión que sacó en 2005 en el álbum Live at Earl’s Court, lanzada como A-side junto con el cover de «Redondo Beach», de Patti Smith, ha sido la que más éxito ha tenido llegando hasta el lugar número 11 de las listas de popularidad.

There is a light that never goes out —Morrissey en Viña del Mar, 2012

There is a light that never goes out —Johnny Marr y Neil Finn

Y aunque ni Morrissey ni Marr la han nombrado entre sus favoritas, «There is a light…» se ha posicionado en un lugar especial —casi sagrado— entre el público, que la coloca muy por encima de cualquier otra canción de The Smiths. Esto se nota incluso con la infinidad de covers que diversos músicos —profesionales o no— le han hecho.8 «There is a light that never goes out» es la canción de The Smiths a la que le han hecho más covers. Entre algunos, podemos mencionar a Noel Gallagher, The Killers, The Lucksmiths, Dum Dum Girls, The Divine Comedy, Neil Finn & Friends, Anberlin, Death Cab for Cutie, The Magic Numbers, The Cranberries, Nada Surf, The Ocean Blue, Schneider TM, Deadly Sins —punk—, Neuroticfish —techno—, Erlend Oye —dance—, Zoe Woodbury High —con ukulele—, Mikel Erentxun —en español—, entre otras.

Así, como afirma Goddard, «There is a light that never goes out» permanece, literal o figurativamente, como la máxima canción de amor del dueto Morrissey/Marr.

***

Fuentes de información:

Simon Goddard, Mozipedia. The encyclopedia of Morrissey and The Smiths; Plume: Nueva York, 2010, pp. 441-443.

Best cover of There is a light that never goes out. Encuesta del sitio no oficial Morrissey-Solo:
http://www.morrissey-solo.com/threads/77224-Best-cover-of-There-Is-A-Light-That-Never-Goes-Out

Referencias

  1. Y si un autobús de doble altura se estrella contra nosotros / morir a tu lado es una manera celestial de morir / Y si un camión de diez toneladas nos mata / morir a tu lado, bueno, el placer, el privilegio es mío.
  2. Y en el pasaje oscurecido / pensé, oh, dios, mi oportunidad ha llegado.
  3. Citado en Simon Goddard, Mozipedia. The encyclopedia of Morrissey and The Smiths; Plume: Nueva York, 2010, p. 441.
  4. «No lo era y no lo es.»
  5. Citado en Simon Goddard, op. cit., p. 442.
  6. Idem.
  7. Idem.
  8. «There is a light that never goes out» es la canción de The Smiths a la que le han hecho más covers.

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE