adplus-dvertising

Manual de borrachos con estilo

No es nuestra culpa que el alcohol nos quiera de esta manera incondicional
Vía Canva

¿Por qué, con tantita «agua que ataranta» –como la llamaba «Chava Flores»– la persona más ecuánime y tranquila del mundo puede transformarse en alegre, dicharachero, jacarandoso –en el mejor de los casos– o en el peor –en alguien impredecible, dramático, acosador e incluso violento?

En un vago intento por comprender y clasificar los variados tipos de humor –y horror– que se tienen con la embriaguez, he aquí este corto e inútil inventario.

Vía Canva

¡Descarga y escucha!

downloadmp3

Te puede interesar:

¿De dónde viene tatuaje?

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top