adplus-dvertising

¡¿Los reptiles no existen?!

por Arturo Gallegos García.
Diseño sin título (2)

¡Tranquilízate, por favor! Tu mente no te está haciendo trampas como al Guasón de Joaquin Phoenix, más bien se trata de una corrección científica.

Nadie es perfecto

A todos nos han enseñado que los animales —lo que conocemos como Reino Animal— se dividen en 6 grupos: mamíferos, reptiles, anfibios, aves, peces e insectos. Así fue como lo clasificó Carl Linnæus —Carlos Linneo—, el padre de la taxonomía, hace siglos, por lo que es evidente que algo iba a cambiar.

Hoy en día, nosotros usamos un sistema taxonómico cladista y no linneano, es decir, que a la hora de agrupar en clados a las especies, se toman más detalles además de los físicos obvios, como si está recubierto de pelo, plumas o escamas.

Tiene sentido para mí

Para quedar claros, ¿estamos de acuerdo que no todos los reptiles reptan? O sea, algunos sí tienen el cuerpo despegado a la hora de moverse; incluso hay especies que no son de «sangre fría» y, pues, el tema de las extremidades —pobres serpientes.

Entonces así quedarían repartidos los reptiles que conocemos:

Reptiles circulados en verde, de arriba hacia abajo: tuátaras, lagartos/lagartijas, serpientes, tortugas y cocodrilos

¿Saurópodos o reptiles?

Mira, no pasa ni pasará nada que le sigas diciendo reptiles a camaleones, dragones de Komodo, cuijas, geckos, víboras y demás. A estos les puedes decir lepidosáurios.

Lo importante es que sepas que los descendientes más directos de los dinosaurios son las aves y los cocodrilos —que incluyen caimanes, aligatores y gaviales—, pero muy cerca de ahí las tortugas. Todos estos comparten el clado de los saurópodos.

Sigue leyendo en Algarabía

¿Por qué se extinguieron los dinosaurios?

Hay de gravedad a gravedad

Ray Bradbury: escribir el futuro

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top