adplus-dvertising

La sangrita

La sangrita parece una bebida sencilla, pero puede causar risas, o tal vez no...

La junta en las oficinas de una prestigiada casa tequilera estaba por comenzar. El motivo de la reunión era la evaluación del rediseño de las etiquetas de algunos de los productos que se producían o distribuían bajo el nombre de la casa.

Foto tomada por Charlotte May para Pexels.

Al presentar a los asistentes se mencionó al director de marketing, al gerente de producto, al impresor, al diseñador, a dos ejecutivos de cuenta y a dos señores más de quienes sólo se dijo su apellido. Al llegar el turno de comentar la etiqueta de una popular «sangrita» —con el nombre de una viuda—, el impresor propuso:

—Oigan, y ya que se está rediseñando, ¿por qué no aprovechamos y quitamos la foto de esa señora que parece tamalera?

Después de unos segundos de silencio y de risas contenidas, uno de los señores —en apariencia, el dueño— se levantó y, con un gesto teatral, prorrumpió:

—¡Era mi madre!

Hubo estupor general. El impresor hizo mutis.

Virgilio Climber es actor, restaurador, arqueólogo por afición y coleccionista de historias con condimento y valor nutricional para el buen ánimo.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top