«La Goulue» (1866-1929)

Nacida como Louise Weber, fue una bailarina del cancán parisino, inmortalizada por Henri de Toulouse-Lautrec, fue apodada "La goulue" ("la golosa").

Las chérettes. París, 1889. El póster Bal du Moulin Rouge, de Jules Chéret [1], se expone en las calles de la Plaza Blanca. El cartel muestra a un grupo de voluptuosas mujeres, montadas a caballo, ataviadas con vestidos volados coqueteándole a los espectadores; a quienes, en honor al autor, se les bautizó como chérettes
El Moulin Rouge y el cancán. Montmartre era el barrio donde bullía la vida nocturna parisina. En sus cabarets la gente se relacionaba con prostitutas y se deleitaba con los espectáculos. Dos años después de Chéret, el pintor Toulouse-Lautrec fue comisionado para realizar otro cartel para el Moulin Rouge. Más atrevido que el primero, éste exponía el retrato de una mujer: la sensual y desparpajada Louise Weber, conocida como «la Goulue» —la Golosa—, por su costumbre de coquetear con los clientes, quitarles el sombrero con la punta del pie y, a mitad del acto, beberse sus tragos de un solo golpe. 

La reina de Montmartre. Junto con Jane Avril, Weber fue musa de varios cuadros de Lautrec [2] y, motivada por Renoir, posó desnuda para algunos pintores de la época. Luego, sin éxito en sus espectáculos individuales, abofeteada por la gordura, nadie la reconoció cuando regresó a Montmartre, donde vendía cacahuates y cigarrillos en una esquina cerca del Moulin Rouge. 

Se dice que en su lecho de muerte, «la Goulue» clamaba el perdón de Dios. 
 

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Scroll to Top