adplus-dvertising

Frases a la mexicana

Frases y palabras que sólo se utilizan en el español de México, con su significado. ¿Te sabías alguna?
Frases a la mexicana

Una recopilación de frases a la mexicana —con su significado, por supuesto—.

Se trata de una expresión usada para mostrar un sentir de lástima o pena —incluso vergüenza—: «Me da no sé qué tener que despertar a los niños tan temprano», o «Me da no sé qué que el perro duerma en el patio». Lo que se busca es expresar preocupación por algo, o que —sin llegar a ser preocupante— simplemente inquieta.

– «Me da no sé qué correr a la correctora; no da una, pero es tan buena gente…»
– «Me da no sé qué no ir al cumpleaños de la tía Enriqueta».

Quesque o dizque son un par de palabras formadas por dos frases predictivas creadas y muy usadas entre los mexicanos, que tienen un sentido similar pero no idéntico. Quesque se usa siempre que se habla de lo que dijo un tercero, y que se pone en duda de forma irónica o más bien sarcástica, como diciendo: «me dijo eso», pero mostrando duda de algo.

Por su parte, dizque conserva este carácter de poner en duda pero es más directo, ya que se trata de la contracción de «dice que».

– «Quesque su novia llega mañana a México» o «Fue una fiesta quesque muy elegante».

– «Dizque su mamá era una mujer muy importante» o «Dizque se puso a dieta, pero no veo claro».

Foto de i yunmai en Unsplash.

Esta expresión está emparentada con otra:

«—Que es un ingeniero diesel… —¿Ingeniero diesel? —Sí, dice él que es ingeniero».

Los mexicanos usamos esta frase para expresar que se veía venir una tendencia, y que ésta no sólo se confirmó, sino que fue rebasada y con creces, ya sea por otro factor o elemento que entró en juego o bien porque la situación empeoró. Se usa en lugar de la expresión «encima de que…»

Así, la encontramos en sentencias como:

– «Ya de por sí le iba mal en la escuela y ahora lo ponen a trabajar en las tardes».
– «Ya de por sí es tonta y le encargan el inventario».
– «Si ya de por sí es tragón y gordo, y lo llevan a comer hamburguesas.

Entre los muchos usos de esta expresión, destacan dos: en ocasiones de inminencia, cuando vemos venir funestas consecuencias por nuestros actos —normalmente se acompaña sacudiendo preocupadamente la mano derecha—; también puede usarse con un tono de esperanza, como augurando una vida distinta, próspera y feliz «a partir de hoy».

– «Te habla el director… ¡Ora sí ya te corrieron, man’ta!» o «Se rompió el florero y no tarda en llegar mi mamá. Ora sí…»

– «Verás cómo ora sí vamos a vender muchas revistas».

Esta frase significa distintas cosas, según la entonación o el contexto en que se utilice. Lo mismo se usa para mostrar incredulidad, que para responder a una noticia que nos causa asombro y curiosidad. También se utiliza para retar a alguien cuando queremos cuestionar su valentía y honor, o para reafirmarlos.

«—¿A poco Lalo también le hace de poeta?»

– Ya nació el bebé de Esperanza y Alberto. —¡¿A poco?!

Foto de Fé Ngô en Unsplash.

– «—¡Ora sí me las vas a pagar! —¿A poco muy machito? —P’s a poco no!»

Es una locución adverbial —de tiempo— de uso común en nuestra legua hablada. Quien la dice, casi siempre ve muy lejano el cumplimiento de alguna promesa o acción, por lo que va comúnmente acompañada de un tono de desencanto. Por lo general se le añade un verbo o bien se colocan puntos suspensivos que evidencian la desilusión o frustración del hablante:

– Yo ya me voy, porque de aquí a que acabes, yo ya me eché tres coyotitos.

– Mejor veo la tele, porque de aquí a que hace efecto tu pastilla…

Locución adverbial equivalente a «mejor ahora, porque después será tarde». Se usa cuando se desea o se insta a alguien a enfrentar con valentía, coraje y optimismo alguna tarea —si no enfadosa, al menos engorrosa o difícil— lo más pronto posible; también se dice cuando no se puede esperar a realizar una actividad por emoción y gusto.

– Ayer con la lluvia se inundó la azotehuela. ¿Me ayudas a barrer el agua? —Pa’ luego es tarde: pásame la escoba.

– ¿Qué, vamos por unas chelas? —Pos… ¡pa’ luego es tarde!

Utilizado como adjetivo o sustantivo, birolo se refiere a una persona bizca o que sufre de estrabismo; esto es, aquél que tiene uno o los dos ojos desviados de su posición normal —a quien, como se dice coloquialmente, «se le va el ojo de vacaciones».

– ¿Te preguntó a ti o a mí? Porque ya ves que el profe está medio birolo.

– Qué patán se portó Thom Yorke en el concierto, y además, tiene un ojo birolo.

Expresión formada por la unión de dos adverbios de afirmación: y cierto. Se usa, por lo general, para confirmar la veracidad o certeza de algo, como expresión de asombro o para acusar al culpable de una falta, en especial si éste busca deslindarse de su responsabilidad.

-¿Te diste cuenta de que tembló dos días seguidos a la misma hora? —¡Ahhh, sícierto!

– Ya son las 4, ¿no tenías que ir por tus hijos a las 2? —¡En la madre, sícierto!

Esta frase preposicional se utiliza para conceder que algo, aunque improbable, no es del todo imposible. También para expresar la remota posibilidad de un suceso o para referirse a un logro que requiere varios intentos o repeticiones para suceder —en este caso, se usa con tono de esperanza.

– Pues después de todo, en una de ésas sí soy el papá del chamaco.

– ¡Dejé mi celular en el taxi! Márcame, en una de ésas el chofer me lo regresa.

– Cada semana compro mi cachito de lotería, en una de ésas me la saco y a la fregada con todo.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top