¿Quién fue?

James Dean

Tres estelares en cine y un par de jeans le bastaron para consagrarse en la historia del cine estadounidense y en la memoria de varias generaciones.

Tres estelares en cine y un par de jeans le bastaron para consagrarse en la historia del cine estadounidense y en la memoria de varias generaciones.

Es que su recuerdo va más allá de lo que materializó en pantalla: popularizó los 101 riders y los convirtió en ícono de estilo; hizo de las camisetas de cuello V y las chamarras de piel bandera de rebeldía, y consiguió crear un arquetipo de lo que aún hoy conocemos como una juventud rebelde.

Nacido en Indiana, en 1931, su nombre completo fue James Byron Dean. Quedó huérfano de madre cuando sólo tenía 9 años. Inició la carrera de Leyes en la Universidad de Santa Mónica, pero su vocación lo llevaría a transferir su tiempo, pasión y vida a la Universidad de California, en Los Ángeles —UCLA—, para estudiar teatro. James, sin embargo, no concluiría este proyecto, pues pronto tendría su primera oportunidad en un escenario —interpretando a Malcolm, de Macbeth—, así como su primera aparición en pantalla.

Comercial para TV de Pepsi-Cola (13 de diciembre, 1950)

Las revelaciones de la vida de James no se limitarían, en aquel entonces, sólo a lo relacionado con su carrera: conocería por aquel tiempo a la hermosísima Pier Angeli, actriz italiana de la que se enamoraría perdidamente y a la que, sin embargo, tendría que olvidar después de un intenso y fugaz romance. La madre de Angeli se declaró completamente en contra de la relación de su hija con aquel joven que no tenía dinero, no tenía futuro, no tenía respeto por la vida y el riesgo de sus excesos y que, como si fuera todo eso poco, no profesaba, como su honrosa familia, la religión católica.1 Al morir la madre de Dean, el reverendo James DeWeerd cuidó de cerca al pequeño y lo acercó al protestantismo.

El actor

«Being an actor is the loneliest thing in the world. You are all alone
with your concentration and imagination, and that's all you have.» 2 «Ser actor es la cosa más solitaria que existe en el mundo. Te acompañan sólo tu concentración e imaginación, y eso es todo lo que tienes.»

En 1951, James ingresó al Actor’s Studio, en Nueva York, en donde continuaría con su formación escénica y vería los primeros despuntes de su carrera profesional como actor: la lista de escalones por las que James caminaría incluye producciones televisivas —Imnibus y Kraft Television Theatre—, teatrales —The Inmoralist— y papeles secundarios en cine —Fixed Bayonets!, Has Anybody Seen my Gal?, Sailor Beware y Un conflicto en cada esquina.

Para 1955, Dean conseguiría su primer protagónico, papel que le valdría la nominación al Oscar como Mejor Actor Principal:3 Para entonces, Dean había fallecido. Este hecho lo convirtió en el primer actor en recibir una nominación póstuma de la Academia. East of Eden, cinta dirigida por Elia Kazan, adaptación de la novela homónima de John Steinbeck en la que James interpretó a Cal Trask.

El mismo año, James protagonizaría Rebel Without a Cause, de Nicholas Ray; la imagen y la personalidad de Jim Stark, conjugadas con el contexto social estadounidense, terminarían por consolidar a Dean como ícono de la juventud de la época.

La imagen de James Dean es la más reproducida en estampillas en ee.uu. —340 millones—, superada sólo por la de Elvis Presley —500 millones de piezas vendidas.

Finalmente, James rodó Giant,4 Fue lanzada después de la muerte de Dean, en 1956. filme que coprotagonizó con Elizabeth Taylor y Rock Hudson, interpretando a Jett Rink, papel por el que nuevamente sería nominado por la Academia.

El Porsche

«Live fast, die young, leave a beautiful corpse.» 5 «Vive rápido, muere joven, deja un bonito cadáver.»

Actor profesional de tiempo completo, corredor de autos en sus ratos libres, James compró, en 1955, un Porsche de edición limitada —el 550 Spyder—, tan ligero como potente, con 110 caballos de fuerza y propulsión trasera, el cual podía alcanzar los 225 kilómetros por hora.

«Little bastard»,6 «Pequeño bastardo» como lo bautizó Dean, es hasta hoy objeto de múltiples teorías relacionadas con maldiciones y considerado, incluso, como el culpable de la trágica muerte del actor que, con tan sólo 24 años y una película aún por estrenar, dejaría atrás y para siempre al mundo.

30 de septiembre de 1955

Era la tarde de un viernes. James y Rold Wütherich7 Su mecánico. viajaban por la ruta 46 —California— cuando un Ford Custom 8 Conducido por Donald Turnupseed, de apenas 23 años. se impactó contra ellos, provocando que el Porsche saliera volando y terminara a un lado de la carretera, completamente destrozado, conteniendo los proyectos, los amores, la vida y el cuerpo inerte de James.

El siguiente video incluye el promocional de conciencia sobre los riesgos del exceso de velocidad que, irónicamente, filmaría James poco tiempo antes de su accidente —siendo ésta su última aparición en TV—, y una entrevista a Don Dooley: 9 Testigo del accidente

Veinticuatro años le bastaron para amar, olvidar, actuar, crecer y colocarse como ícono de la juventud, la rebeldía y, por supuesto, del cine de su época. ¿Fue la muerte el motivo de su consagración? La discusión existe. Lo que es seguro es que la historia no puede cambiarse, y que, hoy por hoy —y quién sabe por cuántas generaciones más—, James Dean es el mejor y el único rebelde sin causa.

«If a man can bridge the gap between life and death, if he can live on after he's dead, then maybe he was a great man.» 10 «Si un hombre es capaz de unir la brecha entre la vida y la muerte, si puede trascender después de la muerte, quizá se trate de un gran hombre.»

Filmografía

  • 1951- Fixed Bayonets!
  • 1952- Sailor Beware y Has Anybody Seen My Gal?
  • 1953- Trouble Along the Way
  • 1955- Eden’s East y Rebel Without a Cause
  • 1956- Giant

*Todas las citas de este artículo son de James Dean.


  1. Al morir la madre de Dean, el reverendo James DeWeerd cuidó de cerca al pequeño y lo acercó al protestantismo.
  2. «Ser actor es la cosa más solitaria que existe en el mundo. Te acompañan sólo tu concentración e imaginación, y eso es todo lo que tienes.»
  3. Para entonces, Dean había fallecido. Este hecho lo convirtió en el primer actor en recibir una nominación póstuma de la Academia.
  4. Fue lanzada después de la muerte de Dean, en 1956.
  5. «Vive rápido, muere joven, deja un bonito cadáver.»
  6. «Pequeño bastardo»
  7. Su mecánico.
  8. Conducido por Donald Turnupseed, de apenas 23 años.
  9. Testigo del accidente
  10. «Si un hombre es capaz de unir la brecha entre la vida y la muerte, si puede trascender después de la muerte, quizá se trate de un gran hombre.»

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE