Wall Street

La película Wall Street exibe la decadencia moral de una época en la que el dinero es lo más importante.

Bud Fox —Charlie Sheen—, un joven de clase media que trabaja como bróker —corredor de bolsa— en Wall Street, aspira a unirse a Gordon Gekko, magnate de los negocios —Michael Douglas—. Su empeño le brinda una oportunidad con este gran inversionista, sin embargo, pronto es seducido por la avaricia y por la promesa de ganancias millonarias en corto tiempo.
Así, consigue el éxito ansiado a costa de la traición a sus valores y a su familia. No obstante, tras un incidente con el magnate que compromete el trabajo y la salud de su padre, Fox toma una decisión que lo redimirá con el «justo» castigo.
Esta película que Oliver Stone —director y coguionista junto con Stanley Weiser— dedicó a la memoria de su padre, Louis Stone —también corredor de bolsa—, exhibe la decadencia moral que se vive en una época en la que el dinero lo es todo: éxito, bienestar, amor, placer, diversión, poder. El dinero, como dice Gordon Gekko, es más placentero que el sexo y —parafraseándolo— la avaricia está bien, es buena, es correcta, funciona.
QR-desdeelpalco-01
He aquí lo interesante de la cinta: mientras el personaje soso e «ingenuo» de Bud, después de ganar millones, se lamenta por haber sido manipulado, y se convierte en un héroe trágico que salva a la compañía en la que su padre ha trabajado toda su vida, Gekko, honesto y sin sentimentalismos exagerados, nos recuerda que él es parte de este mundo controlado por dinero y que lo que hace es, simplemente, inventar sus propias reglas.
La notable actuación de Douglas en esta cinta le valió un premio Oscar y un Globo de Oro; paradójicamente, Daryl Hannah —quien interpreta a la novia interesada de Bud Fox— ganó el premio Razzie a la peor actriz secundaria.
QR-desdeelpalco-02
Pareciera que Stone nos da una lección moral con un final almidonado con las sabias palabras del padre de Bud, que exaltan el trabajo duro, la honestidad y la vida productiva. Sin embargo, el personaje de Gordon nos da una perspectiva bastante mundana de la sociedad que se justifica con la memorable frase de: «Lo importante es el dinero, el resto es conversación». En 2010 se estrenó una segunda parte.
Tráiler de la película Wall Street:

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top