adplus-dvertising

Pretexto

Buscamos ocultar cosas porque sabemos que fallamos y queremos que las consecuencias sean lo menos severas posibles.

Es difícil imaginar los materiales y métodos con los que se confecciona la ropa que vestimos, ya que la industria textil tuvo un cambio radical a partir del siglo XVII con la introducción de máquinas enormes que tenían motor a vapor. Desde entonces, la producción masiva de prendas de vestir y la importación de materiales —como el algodón de India y la seda de China— provocaron que el consumidor perdiera la huella de la producción de su prenda.

«Pretextos usa la muerte para llevarse a sus hijos»
decir popular.

Antiguamente los artesanos tejían en su casa o en pequeños talleres; el proceso de fabricación era conocido por toda la gente. Eso explica por qué en el siglo XVII surgieron numerosas metáforas sobre la manufactura textil y con ellas aparecieron muchas palabras de nuestra lengua.

La palabra pretexto —registrada en español a partir del siglo XVII, dotada de su significado actual— viene del latín praetextus, a su vez derivado del verbo praetexere. Significa « poner un bordado o tejido delante de una pieza de ropa» y se compone de dos términos: prae, ‘delante’, y texere, ‘tejer’.

Foto de Cottonbro en Pexels.

De praetextus surgió también praetexta, que era el nombre de una toga adornada con una franja de color púrpura utilizada para ocultar o proteger la ropa que tejían en el taller. Tiempo después, en Roma, pretexto hacía referencia a un adorno que, como la toga, se pone delante de los hechos para aparentar que son mejores.

Buscamos ocultar cosas porque sabemos que fallamos y queremos que las consecuencias sean lo menos severas posibles; nos gusta huir sin que nadie se dé cuenta y para eso siempre tenemos un pretexto.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top