adplus-dvertising

¿Por qué la nieve es blanca, si el agua es incolora?

Todos hemos deseado algún día que caiga nieve en el patio de nuestra casa para poder hacer un muñeco como en las películas.

En la nieve, el agua se encuentra helada y forma diminutos cristales de aspecto muy agradable a la vista. Éstos permanecen agrupados, pero no formando una masa compacta y, si se pudiese tomar uno solo de ellos, la luz pasaría por él como por un trozo de hielo transparente; sin embargo, cuando tenemos reunido un montón de estos cristalitos que constituyen la nieve, todo ocurre de un modo muy distinto, pues rechazan la luz en todas direcciones, de igual modo que lo hace la sal.

Foto tomada por Kristin Vogt para Pexels.

Lejos de filtrarla más mínima parte de la luz blanca que cae sobre ellos, la rechazan o reflejan, y por eso la nieve es blanca. No obstante, si la luz que incide sobre la nieve tiene un determinado color, se refleja, por supuesto, con idéntico matiz. Éste es el origen de algunos de los espléndidos efectos de la luz del sol poniente en las altas montañas nevadas. Si la luz solar fuera verde, verde sería la nieve.

Tomado de El nuevo tesoro de la juventud, IV, México: Cumbre, 1984. p. 302.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top