Palabrotas: calzada, avenida, bulevar, manzana, cuadra…

Las siguientes palabrotas explican el origen y uso de algunos de estos términos por los que «paseamos» todos los días:

La Ciudad de México cuenta con todo tipo de vialidades, cruces, avenidas, puentes y túneles que intentan agilizar —o por lo menos hacer posible— el tránsito de la marabunta de vehículos que día a día llenan la capital del país. Las siguientes palabrotas explican el origen y uso de algunos de estos términos por los que «paseamos» todos los días:
Avenida
Este término proviene del verbo latino venire, que equivale al español venir. Se trata de una calle ancha, generalmente de mucho tránsito, en la que desembocan calles más pequeñas. Según el Glosario de términos de la SETRAVI, 1 es una «arteria principal, generalmente de doble circulación, con camellón al centro y varios carriles en cada sentido».
Cruzar la AvenidaRevolución a pie debería ser considerado deporte de alto riesgo.
Bulevar
Este término viene del francés boulevard, que a su vez deriva del holandés bolwerk, «bastión, baluarte, defensa», y se refiere al espacio que quedaba al ser destruidas las murallas que rodeaban las grandes ciudades, y que era utilizado para transitar. Por definición, se trata de una avenida ancha, generalmente bordeada de árboles o que tiene en medio un camellón con árboles. Uno de los bulevares más conocidos en México es el Paseo de la reforma.
Ir los domingos en la bicicleta por el bulevar me esta dejando muy buena pierna.

Calzada
Corominas sostiene que el origen de esta palabra proviene del latín calx, ‘cal’, y por su parte, el DRAE registra que proviene del latín vulgar calciāta, «camino empedrado». Otras versiones indican que deriva del náhuatl caltzalan, «entre las casas» o caltzalantli, «espacio entre las calles», de calli, ‘casa’, y tzalantli, ‘en medio’. Antiguamente, designaba a un camino largo e importante que comunicaba a la Ciudad de México con los poblados situados en las márgenes de la laguna, como la Calzada México-Tacuba. Hoy en día, la setravi la define como «arteria principal que, al salir del perímetro urbano, se transforma en carretera o camino, o que liga la zona central con la periferia urbana, prolongándose en un camino o carretera».
La iba a invitar a salir hasta que supe que vive más allá de Calzada de Tlalpan.
Camellón
Banqueta construida para dividir dos vialidades —de una calle, camino, carretera o avenida—, sean o no del mismo sentido de circulación, y que impide el paso de los vehículos de una vialidad a otra; se usa también como paso peatonal y se adorna generalmente con árboles o algún monumento. Explica José G. Moreno de Alba en Minucias del lenguaje que el nombre de camellón —de uso casi exclusivo de México— se debe a que los bordes que lo delimitan asemejan las jorobas de un dromedario.
Tenía tanto sueño que me eché una siesta en una de las bancas del camellón de Reforma.

Glorieta
Este término proviene del francés gloriette, «pequeña gloria», y es una plaza circular situada en la confluencia de dos o más calles o avenidas, alrededor de la cual circulan los automóviles. Existen fuentes que documentan la existencia del término desde el siglo XVII, pero en referencia a un palacio; después se aplicó a varios tipos de estancia pequeña, y en particular a los pabellones de jardín donde se está «como en la gloria». Un ejemplo de esta construcción es la glorieta de Insurgentes, que data del Porfiriato.
Ayer vi a tu primo malabareando pelotas en la glorieta del Ángel.

Manzana
La palabra manzana viene del latín mattiana, llamada así en memoria de Caius Matius, tratadista de agricultura que vivió en el siglo I a.C. Como medida de superficie, es un área correspondiente a diez mil varas cuadradas —una vara es una medida española, equivalente a 83.8 centímetros—. De una manera menos formal, una manzana está formada por cuatro calles que limitan o circunscriben un grupo de edificios o casas.
No es que sea flojo, pero si tengo que caminar más de tres manzanas,prefiero sacar el coche.
Viaducto
Término que proviene de los vocablos latinos vía —camino— y ductos —conducción—. Vía de circulación continua, de doble circulación, independiente una de otra, construida sobre una depresión del terreno para el paso de un camino o vía rápida, que evita los cruces de calles a nivel. Por ejemplo, el Viaducto Miguel Alemán, que fue inaugurado en septiembre de 1950.
Tengo tanta hambre que voy a terminar comprándole unos cacahuates al don que se para a mitad del Viaducto.
1 Secretaría de Transportes y Vialidad del Distrito Federal.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top