Los Prismacolor

Colores fantásticos, sin duda los favoritos de muchos interesados en el dibujo a color.
  • En 1856, Daniel Berolzheimer fundó en Nueva York la Eagle Pencil Company, con el fin de fabricar lápices de grafito y otros accesorios de escritura.
  • Hacia 1938 la Eagle Pencil lanzó los lápices Eagle Prismacolor. Éstos estaban formados por un barril de madera de 8 milímetros de diámetro, en cuyo núcleo se alojaba una mina de 4 milímetros; eran fabricados con una cera blanda como aglutinante, y pigmentos de todos los colores.
Foto tomada por Miguel A. Padriñan para Pexels.
  • En los años cincuenta, los estuches Prismacolor eran parte de la experiencia de lujo que ofrecía la marca; estaban diseñados tanto para proteger la fragilidad de las minas,como para facilitar su uso y ordenamiento. Para entonces estaban disponibles 64 colores, incluidos el dorado y el plateado, en cuyos pigmentos se utilizaron partículas metálicas que brillan a pesar de lo pastoso de la cera.
  • En 1969 Berol Ltd. compró Eagle Pencil. Los lápices de colores de Eagle Prismacolor pasaron a llamarse Berol Prismacolor Colored Pencils. Para entonces, la gama de productos incluía lápices de grafito escolares, los de dibujo Prismacolor Turquoise y la gama Verythin, también de colores, pero para trabajos de mayor precisión.
  • En 2011, Prismacolor anunció el lanzamiento de 18 nuevos tonos —incluidos algunos ya descontinuados, favoritos de los fanáticos—. Estas adiciones completan un set de 150 colores.
  • Un estuche Prismacolor Premier, con 150 lápices, cuesta 2205 pesos; uno con 12, cuesta 234. La versión Junior, con 12 lápices, tiene un valor de 84 pesos. Los estuches antiguos, de 12 colores y en relativo buen estado —usados o sin usar—, oscilan entre los 20 y 50 dólares.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top