Las mejores mascotas de los Juegos Olímpicos

Todas las mascotas de las olimpiadas fueron bien recibidas, pero estas son particularmente memorables.

Los Juegos Olímpicos son el evento deportivo más importante a nivel mundial, reúnen a deportistas de diversas y múltiples nacionalidades y ofrecen la oportunidad de mostrar sus habilidades deportivas y de coronarse como los mejores.

Además, es el escenario perfecto para que miles de espectadores puedan apreciar el talento de cada participante y así se conozca un poco más sobre la infinidad de ramas que ofrece el deporte.

Por esta razón, fue de suma importancia integrar un elemento representativo para cada edición así que, como un logotipo o una. El impacto y la gran aceptación que tuvieron las diversas mascotas sumaron puntos a favor a las Olimpiadas. Aquí te contamos cómo surgieron y cuáles han sido las mejores.

¿Desde cuándo existen las mascotas de las olimpiadas?

La iniciativa de crear una mascota oficial surgió en 1972, en los Juegos Olímpicos de Múnich, esto con la finalidad de animar a los deportistas en cada presentación; para que la gente recordará con más facilidad el evento y con la intención de simbolizar los valores Olímpicos. La idea inicial, era representar a los animales tradicionales de los países que ejercían de sede, pero con el tiempo se ha modificado.

Las mejores mascotas de las olimpiadas

Todas las mascotas olímpicas fueron bien recibidas, pero estas son particularmente memorables.

Waldi, Múnich 1972

La primera mascota se presentó en Múnich y tuvo el nombre de Waldi, quien representaba a un perro salchicha, típico de la región de Baviera. Los colores fueron llamativos y se dice que buscaban representar a los cinco continentes, pero solamente se podían apreciar a tres.

Desde ese momento cada sede tuvo la necesidad de crear e impactar con su mascota.

Waldi, Olympic Games Oficial, Munich, 1974

Sam, Los Ángeles 1984

Sam, fue la icónica águila estadounidense presentada en los Juegos Olímpicos de 1984. Lo más destacable de ella fue el valor político que representó para ese entonces, ya que la Guerra Fría estaba en sus momentos más tensos.

Sam, hizo un homenaje a la tradicional águila calva americana, además, su sombrero hacía referencia a la figura del Tío Sam, símbolo estadounidense de la Primera Guerra Mundial. Su valor simbólico y político, la hizo posicionarse como una de las mejores mascotas de las olimpíadas.

Sam, Olympic Games Oficial

Cobi, Barcelona 1992

La innovación en las mascotas llegó con los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona, en los cuales el artista Javier Mariscal creó a un pastor catalán llamado Cobi. La presentación fue sorpresiva, pues su diseño tenía líneas abstractas lo que rompió con las tendencias y la convirtió en una gran mascota para recordar.

Cobi, Museo Olímpico de Barcelona, Wikimedia Commons

La Fuwa, Beijing 2008

Sin duda, uno de los Juegos Olímpicos que pasaron a la historia fueron los de Beijing 2008 y esto sucedió por sus mascotas tan significativas y llenas de valor. En ese año la sede presentó a un colectivo de cinco mascotas oficiales, algo nunca antes visto.

Beibei, Jingijing, Huanhuan, Yingying, fueron representadas por diversos animales, como un pez, un oso panda, la llama olímpica, un antílope y finalmente una golondrina. Las diversidades de animales eran características de la fauna china y los colores de su piel hacían alusión a los cinco elementos de la naturaleza asiática: metal, madera, tierra y fuego.

Olympic Games, Beijing, 2008

Por si fuera poco, las iniciales de los nombres de estas grandiosas mascotas escribían Bei Jing Huan Ying Ni, lo que significaba: Beijing le da la bienvenida. Un ingenio para dejar huella en los corazones de los televidentes y público general.

Vinicius, Rio de Janeiro 2016

Estos juegos fueron de suma importancia, ya que eran los primeros en hacerse en un país sudamericano, lo cual emocionó y mostró la capacidad de tener unos juegos de alta calidad.

La mascota fue una mezcla de diversos animales distinguidos en la fauna brasileña, además Vinicius puso sobre la mesa la concientización ecológica tan importante que debe de existir con el cambio climático. Su nombre fue un homenaje a Vinicius de Moraes, uno de los músicos más representativos de Brasil.

Vinicius and Tom, Wikimedia Commons

Miraitowa Tokio 2020

En esta ocasión la mascota para Tokio 2020 será Miraitowa, la cual significa la unión de dos palabras esenciales japonesas: mirai –futuro— y towa –eternidad—. Asimismo, sus creadores mencionaron que el personaje está inspirado por un proverbio japonés «Aprende del pasado y desarrolla nuevas ideas», una enseñanza con mucho valor histórico y que se espera quede marcado en el público y deportistas.

Como podemos ver las mascotas ya no solo se muestran como un simple entretenimiento, sino que, enseñan valores, hacen consciencia y dejan un mensaje que se queda marcado dentro de la sociedad al tocar temas sociales y ambientales.

https://algarabia.com/algarabia/nadia-comaneci-icono-de-la-perfeccion/

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Scroll to Top