La silla eléctrica

Datos electrizantes sobre un macabro invento.
  • Fue creada por el ingeniero y dentista Alfred P. Southwick en 1881; luego de ver cómo alguien murió de forma instantánea por la electricidad, pensó en crear una alternativa «más humanitaria» a la ejecución por horca.
  • En 1886 Thomas Alva Edison encargó a Harold Pitney Brown que diseñara una nueva versión, pensando en venderla al gobierno de Nueva York.
  • Ya que Edison buscaba que la corriente eléctrica continua que él había desarrollado fuera popular en los hogares, Pitney hizo funcionar la silla mediante corriente alterna, inventada por Nikola Tesla, su rival comercial.
  • Fue aprobada en 1889. Elaborada con material aislante, se colocaba al condenado un electrodo en la cabeza y otro en las piernas, aplicándole al menos dos choques eléctricos durante varios minutos.
  • Usualmente la piel se derretía, pegándose a las correas; quemaba los órganos internos y aún así, a veces el reo no moría. En los modelos actuales se aplican 2 450 voltios durante 15 segundos. Su eficacia sigue a debate.
  • Su uso ha decrecido en favor de la inyección letal, pero el alto precio y escasez de los químicos, ha hecho que estados como Louisiana, Tennessee y Wyoming, en los EE.UU., replanteen su uso.
  • ˞El precio por ejecución es de 217.25 dólares: 150 dólares para el verdugo y el resto corresponden a la crema y navaja de afeitado, una esponja empapada en solución salina —que mejora la conducción al cráneo—, crema para reducir las quemaduras, una máscara de cuero y pañales.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top