La historia de los Niños Héroes de bronce de Chapultepec

Año con año recordamos a los Niños Héroes, jóvenes cadetes que murieron heroicamente al defender a su país de tropas estadounidenses.
Niños Héroes: mitos y realidades respecto a los cadetes

¿Niños Héroes o Niños Héroes de bronce? La historia de los Niños Héroes lleva décadas siendo parte de la educación básica de los mexicanos, en ella seis valientes cadetes del Colegio Militar dieron su vida por proteger al país durante la guerra que Estados Unidos le declaró a México en 1946, en septiembre de 1847, la invasión del ejército estadounidense a territorio mexicano llevaba semanas de duras batallas, bajas y pérdida de territorio azteca.

El camino hacia Chapultepec

Los estadounidenses ganaron las batallas de Padierna y Churubusco y el 8 de septiembre también ganaron la del Molino del Rey, sin embargo, su meta era la Ciudad de México.

Después de recuperar fuerzas y hacer un nuevo plan de ataque, el ejército de los EE.UU. —bajo el mando del general Winfield Scott—, notó que la única forma de arribar a la capital del país mexicano era por el Cerro de Chapultepec y, para pasarlo, debían ganar también el Castillo de Chapultepec.

El Colegio Militar de México se encontraba en las instalaciones de dicho castillo y contaba con al menos 100 estudiantes de entre 12 y 18 años. El entonces director del colegio, el general Mariano Monterde les dijo a los cadetes que se fueran a sus casas. Unos alumnos se fueron, pero otros decidieron quedarse para defender su país.

Día y noche del 12 de septiembre el Castillo de Chapultepec fue bombardeado. El castillo fue defendido por Nicolás Bravo y Mariano Monterde. El general Santa Anna solo envió un batallón para auxiliar el castillo, el Batallón de San Blas, bajo el mando de Santiago Felipe Xicotécantl, pero no fue suficiente contra el ejército enemigo.

El 13 continuó el bombardeo por parte de los estadounidenses y cuando Santa Anna llegó a Chapultepec, se posicionó en el oriente del cerro para dar pelea, ya era muy tarde cuando se percató que las fuerzas armadas norteamericanas entraron por occidente.

Los cadetes del Colegio Militar ya luchaban hombro con hombro junto a sus maestros y generales, además, cuidaban de sus compañeros más chicos.

Entre todos esos jóvenes se encontraban Juan de la Barrera, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan Escutia y Agustín Melgar, a quienes hoy conocemos como: Los Niños Héroes de Chapultepec.

¿Qué es una historia de bronce?

Juan Escutia es el más popular de todos ellos, pues su nombre va acompañado de la imagen simbólica que nos pintaron desde infancia: el cadete, para evitar que la Bandera Mexicana cayera en manos enemigas, se envolvió en ella y se tiró por una ladera… O eso es lo que se nos ha contado.

La historia de bronce es diferente es cada nación —y todas cuentan mínimo con una—, pues busca enaltecer figuras patrióticas mediante la difusión de una historia con matices diferentes a la que los documentos pueden respaldar. Tienen importantes figuras históricas, con el propósito de impulsar o dejar una huella en la sociedad.

Los libros oficiales cuentan la misma versión, pero es interesante cómo historiadores se dan a la tarea de comprobar —o desmentir— la historia oficial.

Hay versiones que dicen que, estos Niños Héroes no se quedaron para defender el país, sino porque no pudieron regresar a tiempo a sus casas; otros dicen que estaban castigados.

Historiadores afirman que el acto de Juan Escutia es solo un mito, ya que una sola persona no tiene ni la fuerza ni la destreza de bajar la bandera de su lugar —lo más alto del Castillo de Chapultepec—; algunos apuntan a que se tropezó con ella.

Niños Héroes de bronce: el remate a Escutia

El historiador mexicano de la Universidad Nacional Autónoma de México —UNAM—, Alfredo Ávila afirmó que no hay algún registro en el que el nombre de Juan Escutia estuviera en la Batalla de Chapultepec.

El sacrificio de los Niños Héroes” (1970) de Gabriel Flores García

A pesar de todo el heroísmo de los jóvenes cadetes, de los experimentados militares, de los valientes defensores mexicanos, la bandera estadounidense ondeó en el Palacio Nacional el 16 de septiembre de 1847.

Se perdió territorio, se perdieron vidas, la economía mexicana estuvo en crisis, hubo inestabilidad política, pero nos dejaron una patriótica historia para recordar… Una historia de Niños Héroes de bronce.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top