adplus-dvertising

De la moda lo que te hace mona

O la mona se viste de seda porque puede.

Cuando los expertos empiezan a hablar de estilos y tendencias, usan una jerga que, para los no iniciados en el tema, podría resultar confusa. Por ello, he aquí un diccionario básico del lenguaje recurrente en las pasarelas.

alta costura. O Haute couture, se refiere a la ropa diseñada de forma artesanal: elaborada a mano por los costureros más experimentados y con el menor uso de la máquina de coser. Por lo mismo, se emplean materiales costosos de alta calidad.

crucero. Del latín crux, crucis, ‘cruz’. Se aplica a las colecciones de ropa que no encajan con ninguna temporada —en origen dirigidas a un público de alto poder adquisitivo—. Se pueden usar en cualquier época del año.

Foto: Khaled Ghareeb.

fashion victim. Del inglés ‘víctima de la moda’, Óscar de la Renta «acuñó» este término para describir a quienes no se dan cuenta que lucen ridículos o hacen gastos exorbitantes con tal de «estar a la moda».

folk. Del inglés folklore, que significa «creencias de la gente». Estilo que retoma la moda hippie de los años 60 y 70: telas de tonos terrosos —beige, café, arena—, estampados tribales, chalecos de piel y collares «autóctonos».

look. Esta palabra inglesa —ahora ya un poco arcaica— significa «ojeada, apariencia» y en casi todo el mundo occidental se usa para referirse al aspecto y, en específico, a la vestimenta de una persona: «Qué buen look traes».

outfit. Esta voz inglesa se usa para referirse, más que a la vestimenta, al conjunto en general: prendas, peinado, maquillaje y accesorios.

pasarela. Del italiano passerella, ‘puente pequeño’, antes se usaba para referirse a los pasillos elevados por donde desfilaban las modelos y, por extensión, a la presentación de una colección. Ahora se les llama Fashion Week, precedido del nombre de la ciudad donde se realiza; por ejemplo: London Fashion Week. También se le conoce como runway o catwalk.

Foto: Yogendra Singh.

prêt-à-porter. Término francés que significa ‘listo para usarse’. En la década de 1950 comenzó la producción industrial de ropa y, con ello, diseños en serie que volvieron la ropa más accesible para quienes no podían pagar la Alta costura pero querían usar «ropa de marca».

street wear. Literal, en inglés significa ‘ropa de calle’ y define a la moda sin pretensiones: que antepone la comodidad a las tendencias, es decir, ropa que sirve para cualquier ocasión pero no deja de ser vistosa. Ahora muchas marcas de lujo se han enfocado en este estilo.

sanforizar. Poco antes de la década de 1930, la ropa de algodón se encogía al lavarla. Para evitarlo, el inventor estadounidense Sanford L. Cluett creó el proceso de sanforización que dota de estabilización dimensional a los tejidos. Gracias a esto ahora podemos meter la ropa a la lavadora sin riesgo de que las playeras terminen como ombligueras.

Foto: Priscilla Du Preez.

terlenka. Es una marca registrada que, así como el resistol o los kleenex, ya se volvió el nombre genérico de esta tela —100% poliéster— que, durante los años 60 del siglo xx, se usó para sustituir a la licra. Es ideal para quienes no quieren que se les pegue la ropa al cuerpo.

vintage y retro. Vintage es ropa que luce o es antigua, pero que, por alguna razón, ha vuelto a ponerse de moda. Retro —que en latín significa ‘hacia atrás’— define a la ropa de nueva confección que se realiza a propósito con elementos o diseños de otra época.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top