adplus-dvertising

El heroico cuerpo de bomberos

Diseño sin título (5)

El fuego fue un aliado imprescindible en la evolución humana; también es un elemento que consume, reduce y transforma en cenizas los hogares, el cultivo, el ganado y la vida de las personas. Ese riesgo fue paliado con métodos rudimentarios mucho antes de que existiera el cuerpo de bomberos.

«Un héroe es alguien que ha dado su vida por algo más grande que uno mismo.»

Joseph Campbell

Los primeros grupos contra incendios, en la antigua Roma, no eran públicos y no sólo abatían las llamas, sino que reportaban y enfrentaban robos y otros actos criminales, algo así como si el departamento de policía y el cuerpo de bomberos fueran uno solo y trabajaran bajo contrato. Había dos rondas, la matutina —llamada Tresviri capitales— y la nocturna —llamada Trunviri nocturni—; ambos estaban conformados por esclavos. 

Sorpresivamente, este sistema no fue muy eficiente, ya que, aunque el grupo estaba supervisado por ciudadanos, en muchas ocasiones, servían únicamente a la aristocracia, al grado de que el influyente comerciante Marco Lisinio Craso —un vendedor de inmuebles— ofrecía el servicio de extinción de incendios a la vez que era el líder de los incendiarios. 

Los vigiles 

En el año 22 d. C, el emperador Augusto creó las Cohortes vigilum —cuerpos de vigilantes—, conformados por vigiles urbani —vigilantes de la ciudad—, una fuerza pública de esclavos que sustituyó a los tresviri capitales y trunviri nocturni. Estos vigilantes estaban al servicio de todos los romanos.

Para extinguir las llamas, contaban con una bomba aspirante-impelente diseñada por el griego Ctesibio y perfeccionada por el romano Herón. Esta bomba se instalaba en los pozos de la ciudad y ayudaba a extraer agua rápidamente. También contaban con el siphos, una herramienta similar a una jeringa de cobre muy grande, con la que disparaban el agua a una distancia prudente del incendio. 1

Los bomberos en México

Las fuentes documentales que refieren a grupos similares al cuerpo de bomberos en el actual territorio mexicano, se rastrean hasta 1526, cuando, en la Nueva España, un grupo conformado por indígenas estaba destinado a combatir el fuego bajo la guía de un soldado español. 

«Lo más admirable de los bomberos es la fiabilidad. Cuando son llamados, vienen.»

Dennis Smith

En el siglo XIX, la inclusión del cuerpo de bomberos en los espacios habitacionales era considerada una señal de progreso y modernidad y, ya para 1973, los cuerpos de bomberos fueron tan importantes que se les asignó una fecha para homenajearlos, el 22 de agosto. 

El cuerpo de bomberos en la Ciudad de México

En la segunda mitad del siglo XX, la Ciudad de México era una mancha urbana importante, así que, para enfrentar el aumento en el riesgo de incendios, se crearon diez estaciones nuevas que se sumaron a las 6 existentes para esa época. Y no fue sino hasta 1999 que se creó la Dirección General del Heroico Cuerpo de Bomberos.


1 El origen de los cuerpos de bomberos, José M Botia.

2 Historia del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México. Gobierno de la Ciudad de México.

Sigue leyendo en Algarabía

El fuego interior

¿Comes para vivir o vives para comer?

Baterías de litio: ventajas y riesgos de su enorme poder

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top