Coqueluche

Origen y significado de la palabra coqueluche.

Los franceses, antes del siglo xviii, llamaban a la gripe y a la tos ferina —«tos fiera»— coqueluche —«capuchón»—, porque a los enfermos se les colocaba dicha prenda en la cabeza.
Hoy día, coqueluche es tos ferina en español, aunque no oficialmente; pero para esto también tenemos que ver de dónde viene gripe.
La palabra gripe tiene una sola acepción en español, en el sentido de la enfermedad que a todos nos ha de afectar más de una vez en la vida de forma molesta e inoportuna, y fue incorporada al Diccionario de la Real Academia Española en 1899.
Nos llegó del francés grippe, palabra que ha tenido tres distintos significados en el tiempo: en el siglo xiv se decía griffe y significaba «garra»; en el xvii, se trataba de una fantasía súbita, caprichosa e irónica y, finalmente, en el siglo xviii, sirvió para designar a esta latosa enfermedad, debido a la epidemia de 1733.
Su origen etimológico es la palabra germano-suiza das Grüppi —que viene, a su vez, del verbo gruppen, «agacharse», «temblar de frío», «estar mal».
Junto a la enfermedad —a la que a veces también se alude como catarro, sobre todo cuando fluye por la nariz— llegaron en 1743 al francés las palabras grippe e influenza —«epidemia» en italiano—, que pronto se popularizaron y fueron incorporadas al Diccionario de la Academia Francesa en 1765.
De esta forma, los escritores hicieron suya la palabra —como en la comedia La grippe de Nougaret— y los médicos dejaron de considerarla como una enfermedad mortal, renunciando de una vez por todas a métodos tales como las sangrías y los coqueluches.
s38-palabrota

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top