Atentados en las olimpiadas

Este evento también ha sido el objetivo de múltiples y lamentables atentados

Los juegos olímpicos nacieron en la Grecia antigua y hoy son una tradición mundial donde los atletas compiten tratando de lograr nuevos records mundiales y alcanzar un lugar en el podio. Cada cuatro años el mundo entero torna su atención a los deportes y espera que su país rompa records en el medallero general.

Bandera olpimpica, Wikinmedia Commons

Pero no todo es glorificar los logros deportivos ni las hazañas que parecen inhumanas —al menos para el humano promedio—, este evento también ha sido el objetivo de múltiples y lamentables atentados como estos:

Múnich, 1972

Transcurría la segunda semana de los Juegos Olímpicos de Múnich cuando el 5 de septiembre, once miembros del equipo olímpico israelí fueron tomados como rehenes por un comando del grupo terrorista Septiembre Negro una Organización para la Liberación de Palestina.

El atentado fue transmitido por televisión y más de 70,000 personas se encontraban en la Villa Olímpica atentos al suceso del momento. El motivo de la toma de rehenes era la liberación de 234 prisioneros que se encontraban en las cárceles israelíes, así como la liberación de los fundadores de la Fracción de Ejercito Rojo: Andreas Baader y Ulrike Meinhof que habían sido encarcelados en Alemania.

El trato entre los terroristas y el gobierno no llegó a una solución pronta, pues Israel hizo caso omiso a exigencia de la liberación de los reclusos, Alemania liberó a los fundadores de la Fracción de Ejercito Rojo, pero eso sólo era una parte de lo que se pedía para poder dejar con vida a los rehenes. Dentro de varias horas de monitoreo en un intento fallido de rescate, los terroristas asesinaron a los once atletas y entrenadores israelíes, también fallecieron un oficial de la policía de Alemania Occidental y cinco miembros de Septiembre Negro.

Memorial Service for the Munich Massacre, Wikimedia Commons

Atlanta 1996

En 1996, Atlanta fue el lugar ideal para realizar los Juegos Olímpicos de Verano, el punto de reunión fue el Parque Olímpico del Centenario. El 27 de julio Richard Jewell, un guardia de seguridad, descubrió una mochila con explosivos en medio del Parque Olímpico del Centenario. Logró desalojar a la mayoría de los espectadores, sin embargo su esfuerzo no evito que el atentado acabara en tragedia, pues la explosión de una bomba que se encontraba dentro de una mochila tipo militar fue la causante de la muerte de una espectadora, un camarógrafo y 111 personas heridas.

Un fanático religioso que se encontraba en la oposición del aborto, la homosexualidad y los ideales “socialistas” y “globalistas”, que —según él mismo— promovían los Juegos Olímpicos, fue el responsable de dicha masacre, su nombre: Eric Robert Rudolph. Rudolph fue responsable de otros tres atentados explosivos cometidos posteriormente en Atlanta y Alabama: dos contra clínicas de abortos y uno contra un bar lésbico.

AtlantaOlympic, Park Bomb Aftermath, Wikimedia Commons

Dicho acontecimiento tuvo tantas vertientes dentro de su investigación y la historia fue tan sonada que ha terminado en un documental en Netflix que lleva por nombre: Manhunt: Juegos mortales.

Por: Sofía Martínez

https://algarabia.com/algarabia/manifestaciones-en-los-juegos-olimpicos/

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Scroll to Top