Árboles abuelos

Mantenerlos vivos y sanos es tarea de todos, pues también guardan una señera porción de la memoria del planeta.

Inmersos en el caos diario, los atascos viales o la contaminación, solemos olvidar una compañía maravillosa:  los  árboles.  En  las  ciudades  han  comenzado  algunos  movimientos  que  reivindican la necesidad de reforestar las zonas urbanas,  pues  los  beneficios  que  se  obtienen  de  ello  son  incalculables;  los  árboles  aportan  oxígeno,  sombra,  regulan  la  temperatura  del  ambiente, pueden limpiar el agua y, de acuerdo con  algunos  estudios,  aceleran  la  recuperación  de personas enfermas.

Mantenerlos vivos y sanos es tarea de todos, pues también guardan una señera porción de la memoria del planeta. Por ello, algunas organizaciones se han dado a la tarea de «apadrinar» algunos árboles, los más viejos de todos. Aquí tiene una selección de los árboles que, si pudieran hablar, nos dirían tantas y tantas cosas.

Árbol del Tule
Edad: Más de 2 mil años
Especie: Ahuehuete
Ubicación: Santa María del Tule, Oaxaca, México

Ha desarrollado un tronco de más de 40 metros de diámetro, para abrazarlo completamente se necesitan cerca de 30 personas y su sombra puede proteger a 500. Una de las características principales del árbol del Tule es que en él los habitantes de la población han encontrado diferentes tipos de figuras, como cabezas de venado, león, elefante, y hasta de cocodrilo, entre muchas otras. El segundo lunes de octubre se celebra el «Día del Árbol del Tule», en el que se acostumbra a quemar cohetes.

General Sherman
Edad: 2    200 años
Especie: Secuoya
Ubicación: Parque Nacional de las Secuoyas, en California, EE.UU.


Los secuoyas son considerados los árboles más grandes del mundo; el naturalista James Wolverton bautizó este inmenso árbol con el nombre de «General Sherman», en honor del militar estadounidense cuya intervención fue decisiva para la victoria del norte en la Guerra Civil. El árbol mide más de 11 metros de diámetro y se eleva a 84; incluso se creía que contenía la madera suficiente para construir un pueblo entero, por fortuna nunca lo han intentado.

Olivo de Vouves
Edad: 3 mil años
Especie: Olivo
Ubicación: Kolymbari, Grecia


El Olivo de Vouves es el más viejo de toda Grecia, y aunque en esta lista hay árboles aún más antiguos, este olivo tiene la particularidad de que todavía produce aceitunas, las cuales son muy cotizadas. En 1997 el gobierno de aquel país lo declaró monumento natural protegido; cabe mencionar que en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, una rama del árbol fue tomada y usada para hacer la corona para el ganador del maratón.

Patriarca da Floresta
Edad: 3 mil años
Especie: Cariniana
Ubicación: Bosque de Santa Rita do Passa Quatro, São Paulo, Brasil

Considerado el árbol más antiguo de Brasil y de toda Latinoamérica, este impresionante ejemplar mide 49 metros de altura y cuenta con un diámetro de 16 metros. Se dice que es un árbol sagrado, y su especie está en peligro debido a la deforestación de Brasil, Colombia y Venezuela.

Alerce Milenario
Edad: 3 mil años
Especie: Alerce
Ubicación: Parque Nacional Alerce Costero, Chile

Con 50 metros de altura se levanta en este parque el árbol conocido como Alerce Milenario. La reserva en la que se encuentra fue creada en octubre de 2010, con el fin de preservar la rica biodiversidad de la región y particularmente a esta especie, que se encuentra en peligro de extinción. En 1976 fue declarado monumento natural, por lo que quedó prohibida su tala y comercialización. Según algunas investigaciones, la especie está considerada entre las más longevas de todo el planeta.

Tejo Llangernyw
Edad: 4 mil años
Especie: Tejo
Ubicación: Gales, Reino Unido

Tiene una altura de más de 13 metros y un diámetro de casi 11; es muy popular porque alrededor de él circula una leyenda: el árbol se halla al lado de una iglesia, en la que, según se cuenta, vive un antiguo espíritu conocido como «Angelystor», quien se manifiesta como una profunda voz y que cada festividad de Halloween predice los nombres de los feligreses que morirán al año siguiente. Dada su popularidad en Reino Unido, en 2002 fue incluido como uno de los 50 árboles más importantes por The Tree Council, una organización civil encargada de preservar los árboles de aquel país.

Castaño de los 100 Caballos
Edad: 4 mil años
Especie: Castaño
Ubicación: Parque Natural del Etna, Italia

El nombre del árbol proviene de una historia, la cual cuenta que una reina y 100 caballeros encontraron refugio bajo sus ramas mientras caía una gran tormenta. Aparece en el Libro Guinness de los Récordscomo «El árbol de mayor diámetro», con 57.9 metros.

Sarv-e Abarkuh
Edad: 4 500  años
Especie: Ciprés
Ubicación: Abarkuh, Irán

Este árbol es considerado un monumento natural nacional, tiene una altura de 25 metros y un diámetro de 11.5 metros. La razón principal de su longevidad son las condiciones naturales favorables; a pesar de que su ecosistema se encuentra amenazado por los medios de transporte modernos, el árbol ha logrado adaptarse al entorno cambiante. Una de las leyendas más populares acerca del Sarv-e Abarkuh es que fue plantado por Jafet, hijo del profeta bíblico Noé.

Jōmon Sugi
Edad: 4 500  años
Especie: Criptomedia
Ubicación: Isla Yakushima, Japón

La especie crece en terrenos montañosos ubicados a más de 500 metros de altitud; este árbol tiene una diámetro de 16 metros y una altura de 30. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la unesco en 1993; tras la declaración, el acceso al árbol quedó restringido debido a la gran cantidad de visitantes. Para conocer esta impactante obra de la naturaleza hay que realizar una excursión que dura unas 10 horas y sólo se puede ver desde un mirador diseñado para evitar posibles daños.

Matusalén
Edad: 4 850  años
Especie: Pino longevo
Ubicación: Bosque Nacional Inyo, California, EE.UU.

Nombrado «Matusalén» en referencia al personaje bíblico que vivió 969 años. Los pinos de esta especie crecen a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, en zonas áridas y golpeadas por vientos helados; el ambiente en el que se desarrollan los hace tan longevos. Lo curioso de este árbol es que se encuentra «oculto» por el Servicio Forestal de los EE.UU. para evitar cualquier acto de vandalismo, ya que en el pasado un árbol de la misma especie, pero aún más viejo, conocido como Prometeo, fue víctima de un accidente que lo llevó a perder el título del árbol más longevo del mundo. Así que nunca sabremos cómo se ve este árbol milenario, a menos que conozca al guardabosques. Si es así, ya nos contará.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Scroll to Top