Alicia en el país de las Maravillas

Adivina quién no encontraba atractivo un libro sin ilustraciones

Alicia ya había comenzado a sentirse disgustada de permanecer tan largo rato junto a su hermana y sin hacer nada; un par de veces se había asomado por encima del hombro de ella para ver lo que estaba leyendo; pero el libro no tenía ilustraciones ni diálogos. «¿De qué sirve un libro -pensaba Alicia- sin ilustraciones ni diálogos?»

Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Scroll to Top