Palabrotas de comedia
Algarabía

Palabrotas de comedia

Las palabras a conocer más esenciales de la comedia contemporánea

Aunque la comedia stand-up ha sido muy popular desde el siglo XX, sus orígenes se remontan a la parresía, una forma de «hablar
 con franqueza y atrevimiento»: un estilo de la retórica
 clásica que en la Antigua Grecia adoptaron los «cínicos» y los «epicúreos» para criticar
la realidad sin censura y, de paso, agregarle un tono humorístico. He aquí un recuento del origen de varias palabras que se han vuelto esenciales de la comedia contemporánea.

Impro. Abreviación popularizada en 1970 para el término improvisation, del latín improvīsus, ‘que no se prevé o previene’. Se refiere
al comediante que crea su acto de forma espontánea
mientras se encuentra en el escenario, obteniendo material

de las sugerencias del público o de otro actor que le va planteando palabras clave o un diálogo igualmente inventado al momento.

Prefiero el impro a las comedias escatológicas.

 

Stand-up. Proviene del inglés y significa ‘levantarse’, se forma con el verbo stand —estar de pie, sostenerse, aguantar— y el adverbio up —arriba—. De igual manera se usa para denominar a alguien valiente, que se sostiene ante la adversidad. La expresión comenzó a emplearse a mediados del siglo XIX para nombrar a los comediantes que, entre actos, aparecían en el teatro musical

londinense. En México, esta forma de «burla» comenzó en carpas improvisadas a principios del siglo XX, con artistas como
Medel y Cantinflas. A los comediantes que realizan estos actos
en el habla española se les llama estandoperos. 

Lo mejor de Seinfeld eran sus escenas de stand-up.

 

Gag. La palabra proviene del siglo XV; tradicionalmente se refería a la «mordaza», o a la incapacidad —natural o provocada— de alguien para hablar. A mediados del siglo XIX aludía al hecho de reírse con

tanta fuerza que, literalmente, ya no se podía articular ningún sonido. Hoy se aplica para describir una imagen, acción u objeto que comunica humor sin necesidad de palabras; un tipo de rutina visual o «metáfora mímica» indispensable para la comedia, particularmente en las películas silentes de comediantes como Charles Chaplin o Buster Keaton.

Nada como
el gag del espejo en Sopa de Pato, de los Hermanos Marx.

 

Termina de leer este artículo en Algarabía 164.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Algarabía en 5 minutos

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

Taquitos de lengua

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar