¿Los mandatarios de EE. UU. y la URSS usaban un teléfono rojo?
Algarabía

¿Los mandatarios de EE. UU. y la URSS usaban un teléfono rojo?

El mito del teléfono rojo entre EE. UU. y la URSS

En octubre de 1962, durante la Guerra Fría y en plena crisis de los misiles cubanos que llevó a los EE. UU. y a la URSS al borde de un conflicto nuclear, el presidente John F. Kennedy y el primer ministro soviético Nikita Khrushchev, decidieron resolver el grave problema de comunicación con una línea telefónica directa entre la Casa Blanca y el Kremlin: el «teléfono rojo».

Tal cosa jamás existió. El mito se desarrolló en el cine hollywoodense con películas como Dr. Strangelove (1964), de Stanley Kubrick, y Fail Safe (1964), de Sidney Lumet. Sin embargo, la historia tiene un origen verídico: el 20 de junio de 1963 se inauguró una línea de teletipo —un dispositivo telegráfico— entre ambas potencias para terminar con los problemas de comunicación directa e inmediata.

El proceso de comunicación se iniciaba en forma escrita, se transmitía mediante un dispositivo y al otro lado se traducía. La línea cruzaba Washington, Londres, Copenhague, Estocolmo, Helsinki y Moscú —por medio de un cable trasatlántico submarino—, apoyada por un enlace de radio entre los EE. UU. y la Unión Soviética. Todos los mensajes enviados iban cifrados.

En 1971 se actualizó el medio de comunicación a vía satélite; 14 años después se implementaron los sistemas de fax y en la actualidad se usa fibra óptica.

El Pentágono nunca ha confirmado cuántas veces ha sido empleada este medio, pero su propósito se mantuvo durante décadas con el objeto de reducir
los riesgos de conflicto, al evitar errores de interpretación entre los mandatarios de ambas naciones.

Encuentra más temas como este en Algarabía 165.

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad

Publicidad