Algarabía «de a devis»…

Porque está muy diversa y amena, y porque ninguno de los temas que tratamos en este número 132 son «de a mentis».

Porque está muy diversa y amena, y porque ninguno de los temas que tratamos en este número 132 son «de a mentis».
Hay de tocho morocho, para dar y regalar, y además en ella encontrará, querido lector, secciones interactivas, trivias y concursos donde podrá ganar muchos regalos. Esta Algarabía está variadita como a muchos nos gusta: hablamos de mitos, frases, ideas, curiosidades, vertientes y personajes únicos como Henry Ford, ese hombre tan sencillo, tan práctico, tan inteligente y tan genial; de su Modelo t y de su producción en serie.
Y así vamos desde el salón de baile Los Ángeles y las pinturas vernáculas del México idílico de Jesús Helguera —al nivel de las de Norman Rockwell y su forma de ilustrar el American Dream— hasta el mito de que una ballena se puede tragar viva a una persona, una anécdota de Eduardo Galeano, un ¿Qué onda con la obsidiana? y un mapa de la vegetación en América.
s36-Editorial
Nos ponemos a revisar palabras de abuelita, como cuando nos decían: «Niña ¡traes la falda muy zancona!; el origen de la palabra Egipto; vocablos electorales como plebiscito, referéndum, etcétera; palabras intraducibles como resfeber, y otras en diminutivo que usamos todos los días aquiacito en México.
Volvemos al pasado como en la peli de Zemeckis, Volver al futuro —éxito del 85—, para revisar algunas prácticas sexuales de la humanidad; a los años 70 de la Ciudad de México en un artículo del gran Marco A. Almazán y a los números de ayer y los de hoy que nos muestran que «no todo tiempo pasado fue mejor» y que las cosas ahora son más esperanzadoras que antaño.
No todo queda ahí. Hay más carnita en artículos como el de Gabriela Solis: «Para leer mal a Kafka», el de Philip Hoare sobre el cachalote, el de Fernando Montes de Oca Sicilia sobre por qué nos fascinan los top 10 y uno de su segura servidora sobre el devenir de las palabras.
Y para cerrar con broche de oro tenemos un artículo de Kingsley Amis sobre ese tema tan desatendido que es la cruda o resaca, que seguramente usted ha padecido y que le será de utilidad, porque es una verdadera joya.
Quédese con Algarabía, que Algarabía ya se quedó con usted.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top