Desde la redacción

Material girls —las chicas «bimbo»—

Michael es un buen amigo escocés que vino de visita a la Ciudad de México.
Le sorprendieron los peseros, las quesadillas de flor de calabaza y el hecho de que la ciudad fuera tan distinta según desde donde la vieras.

Michael es un buen amigo escocés que vino de visita a la Ciudad de México hace algunos meses. Entre muchos otros detalles, le sorprendieron los peseros, que se detenían sobre la avenida a voluntad; las quesadillas de flor de calabaza y el hecho de que la ciudad fuera tan distinta según desde donde la vieras…  Pero su instinto lingüista, le orilló también a asombrarse cuando conoció a mi bonachona amiga Fanny —porque fanny, en inglés, es una forma coloquial de referirse a los genitales femeninos—, y también llamó su atención un enorme espectacular sobre Periférico, que decía en letras grandes: BIMBO. No entendió a qué venían la bolsa de pan, ni el osito blanco.

¿Por qué le resultaba tan extraño? Porque para él, el referente inmediato de la palabra bimbo, no es para nada un osito, sino algo más cercano a la imagen de Jessica Simpson o Paris Hilton: la clásica güera tontona con senos atónitos —que seguramente era porrista en la preparatoria—, que se unta tres capas de maquillaje y no tiene más afición que ir de compras. Esa mujer simplona —que no tiene límite de edad—, que por lo general se rodea de amigas simplonas, y ha tenido más novios o one stand nights que Michael Jackson operaciones de la nariz. Normalmente se le asocia con una mujer que es físicamente atractiva, promiscuota, pero sin mucho qué ofrecer en ningún otro sentido, incluido, por supuesto, el intelectual.

La palabra bimbo proviene del italiano bimbo, derivado de bambino, «niño». Comenzó a usarse en 1919 en EE. UU., para describir al hombre considerado «poco inteligente», y hasta 1920 empezó a asociarse con mujeres. Aunque en Alemania, durante el siglo XIX y el XX, esta palabra se utilizaba como un término racista para referirse a alguna persona de ascendencia africana, hoy día significa lo mismo que en los países angloparlantes.

Además de las acepciones anteriores, Bimbo es también el nombre del amigo de Betty Boop´s y el título de un concurso de belleza por Internet —donde los jugadores ganan puntos de IQ y novios virtuales—. Y pobre del osito que carga con tal apellido… pero peor para mi amiga Fanny, si algún día se le ocurre ir a Escocia.

 


Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE