#107 Del mes

Aluxes y chaneques: el México mágico

En nuestro país se habla de criaturas que podrían ser equivalentes de los duendes: los aluxes y los chaneques, sabios ancestrales que resguardan la selva, la naturaleza y la vida.

México: sin duda, un país misterioso. No sólo por sus historias, su cultura y su arqueología, sino también por sus tradiciones y creencias, en las que se empalman lo real y lo inverosímil, y en las que cobran vida personajes de leyenda como la Llorona, los nahuales, las brujas y los duendes, que parecieran legitimados por la tradición oral de nuestros pueblos.

Cuando alguien nos habla de duendes, inmediatamente viene a nuestra mente
la imagen del duende Leprechaun irlandés,1 con sombrero de copa verde, adornado con un trébol y ropa colorida. Sin embargo, los duendes no son exclusivos de esa cultura.
 En nuestro país también se habla de otras criaturas que podrían considerarse sus equivalentes: los aluxes y los chaneques, sabios ancestrales que resguardan la selva, la naturaleza y la vida, y que se desprenden de las mitologías maya y tolteca, respectivamente.

Aluxes

Alux o Alux’ob, del maya alux, significa «geniecillo del bosque» o «enano milenario». Para la religión maya, los aluxes eran deidades menores, espíritus de la naturaleza y los primeros pobladores de la Tierra, incluso antes de que existiera el sol; otros creen que se trata de los espíritus de los niños que murieron durante la conquista europea. Se les ha comparado también con los elfos celtas dadas sus características físicas.

delfolklore-interior1-107

La representación gráfica más antigua de estas criaturas está labrada en el Templo de los Aluxes, en
 la zona arqueológica de Yaxchilán, Chiapas, a orillas del Río Usumacinta; según la tradición, fueron los mismos aluxes quienes construyeron este complejo arquitectónico. Hoy en día, se cree que estas criaturas habitan en la zona del estado de Yucatán y el sureste de México, justo donde se asentó el poder maya quiche.

Chaneques

La palabra chaneque proviene del náhuatl chane, que significa «el que habita en lugares peligrosos». Se les considera deidades de la tierra y del agua, y como tales velan por los animales del monte y todo lo que existe en él. Se les relaciona con el inframundo y, al igual que los aluxes, son considerados dioses menores por diversas religiones prehispánicas, principalmente en los estados de Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Guerrero. Se cree que habitan en montes, selvas, cuevas, manantiales, ríos, arroyos, lagunas, ojos de agua, norias y cualquier lugar donde abunde el agua, elemento que usan como vía de acceso a nuestro mundo.

delfolklore-interior2-107

Quienes creen en 
la existencia de los chaneques usan collares de ajo y cruces de palma para protegerse de las fechorías de estos seres.

Sigue leyendo sobre el origen, función y aspecto de estas criaturas en la versión impresa de Algarabía 107.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE