Algarabía niños

Atoralenguas, decifranzas y rimoderas

El lenguaje es una travesura, así tal cual. Quien le dio permiso a la «j» de juntarse con la «e» para hacer palabras como jengibre, jeroglífico y jerarquía; pero que no lo hiciera con geranio, germen y geriatra porque ésas son para la «g».

El lenguaje es una travesura, así tal cual. ¿Quién le dio permiso a la «j» de juntarse con la «e» para hacer palabras como jengibre, jeroglífico y jerarquía; pero que no lo hiciera con geranio, germen y geriatra porque ésas son para la «g»?

Y las diabluras siguen con la c, la s y la z, donde, además, tienen el descaro de combinarse: escenario, accidente y excepto. Lo que ya es un verdadero abuso, es cuando se pueden usar dos letras en una misma combinación: coser y cocer. Ya sé que no significan lo mismo, pero no hay que ser.

En fin, entre que son peras o son manzanas, juguemos mientras con las palabras y dejemos para más adelante la horrografía —mejor conocida en la escuela como la ortografía.

¿Puedes leer esto rápido?

36-lengua-interior1

¿Adivinas quién es?
Algunos viven en zanja
y los conocemos por sus babas.
Unas veces comen plantas
y se deslizan con su panza

˙ןoɔɐɹɐɔ ןǝ

36-lenguaninos-interior2

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE