Top 10: Cameos de Hitchcock en el cine
Te recomendamos leer Top 10

Top 10: Cameos de Hitchcock en el cine

Durante cinco décadas, Alfred Hitchcock fue uno de los directores más admirados por la perfección en la factura y escritura de cintas excelsas.

Conocido por clásicos del cine como Vértigo (Vertigo, 1958) y Psicosis (Psycho), la obra de Alfred Hitchcock está enmarcada por diversas peculiaridades, tanto estilísticas como discursivas. Su cine estaba siempre lleno de suspenso, misterio y constantes juegos entre el bien y el mal. De igual manera, se le recuerda por ser un director físicamente icónico al hacer de su figura un emblema de su cine. Uno de los detalles curiosos más comentados del cineasta californiano era su gusto por aparecer a manera de cameo en prácticamente la totalidad de su filmografía. Aquí presentamos un top 10 de las mejores apariciones de Hitchcock como personaje incidental.

10. El inquilino (The Lodger: A Story of the London Fog, 1926)

Esta cinta marca la primera aparición de Hitchcock en una de sus cintas, El inquilino relata la historia de un asesino cuya preferencia son las mujeres rubias y el conflicto se desenvuelve cuando a una posada, donde la hija de los dueños cumple con las características predilectas del criminal, llega un miesterioso hombre que busca a toda costa la atención de la joven. Hitchcock aparece en dos ocasiones: en el cuarto de periodistas y en una socorrida aglomeración.

9. Sabotaje (Sabotage, 1936)

Un anarquista inglés oculta sus verdaderas actividades bajo la fachada de un negocio honrado: una sala de cine. Vive con su esposa y el hermano pequeño de ésta. El relato adquirirá el suspenso hitchockiano cuando una bomba es transportada en un autobús por un inocente que desconoce su existencia. La aparición de Hitchcock es memorable porque actúa como un hombre común comprando un boleto para entrar, nada más y nada menos que, al cine.

8. Pacto siniestro (Strangers on a Train, 1950)

A bordo de un tren, viaja Guy Haines, un famoso jugador de tenis, durante el recorrido, un fanático, llamado Bruno, lo aborda “casualmente” y durante la charla el misterioso desconocido comienza a revelar íntimos datos de la vida del deportista. Lo terrorífico se hace presente cuando el extraño le proponga a Guy matar a su odiada esposa, para que pueda casarse con su verdadero amor, si éste asesina a su padre para que Bruno herede la fortuna. Es en esta secuencia inicial que Hitchcock hace un breve cameo como un pasajero cargando un contrabajo.

7. Los pájaros (The Birds, 1962)

Después de un breve encuentro en una tienda de aves, Melanie y Mitch comienzan una relación, lo que al inicio parece que será un melodrama donde la suegra no acepta a su nuera, se convierte en un vertiginoso filme que explora la furia animal en contra de la raza humana y el verdadero poder que tiene sobre esta. En uno de sus clásicos más alabados, Hitchcock participa saliendo de la tienda de mascotas con dos perros (suyos en la vida real: Stanley y Geoffrey).

6. Intriga internacional (North by Northwest, 1959)

Confundido con George Kaplan, espía estadounidense, Roger Thornhill es perseguido por un grupo de mafiosos y por el gobierno por los crímenes y deudas del verdadero espía. Cinta que enmarca el triunfo de Hitchcock como cineasta de suspenso, romance y acción, cuenta con su participación en la escena inicial de créditos como un hombre que intenta subirse a un autobús, pero éste le cierra la puerta en la cara.

5. Naufrágos (Lifeboat, 1943)

Filmada en una sola locación (una balsa), Náufragos es protagonizada por un grupo de personas que escapan de un ataque nazi mientras estaban a bordo de un crucero. Resulta curiosa la aparición de Hitchcock, pues no hace presencia física como actor incidental, sino que su imagen se puede observar en un anuncio del periódico el cual promociona un método para adelgazar.

4. Cuéntame tu vida (Spellbound, 1944)

Tomando recursos de la terapia psicoanalítica, esta película, protagonizada por Ingrid Bergman, explora un relato donde a una clínica psiquiátrica arriba un nuevo director, el cual encandila a la doctora Constance (Bergman), el conflicto tendrá inicio cuando los colegas de la clínica descubran que el nuevo doctor es un impostor que usurpó y asesinó al verdadero doctor Edwards; sin embargo, Constance sigue convencida de que él es inocente, pero ha sufrido un trauma que le borró la memoria del suceso. Aquí Hitchcock se presenta como un huésped de hotel que baja del elevador fumando un puro.

3. La ventana indiscreta (Rear Window, 1953)

Exiliado en su apartamento neoyorquino durante la totalidad del verano, Jeff, un fotoperiodista, se encuentra sumido en una tediosa aburrición cuya única válvula de escape es la de espiar a sus vecinos y otorgarles divertidos sobrenombres. Con el paso del tiempo logra que su novia y su ayudante doméstica se inmiscuyan con fervor en la intimidad de los demás, hasta que un día sospechan haber presenciado un asesinato. Hitchcock aparece como uno de los vecinos que se encuentra dándole cuerda a un reloj en la pared del departamento de enfrente.

2. Rebeca (Rebecca, 1939)

Primera cinta del periodo estadounidense de Hitchcock, Rebeca relata la primera historia donde el terror se convierte en un elemento casi palpable en su obra. Rebeca es una joven indefensa que conoce a un atractivo viudo poderoso que, con desdén, le propone matrimonio. Ella acepta y termina inmiscuida en una situación de tensión y presión cuando la ama de llaves comienza a manipularla. La aparición de Hitchcock ocurre en una de las escenas cruciales de suspenso donde uno de los personajes sospechosos habla por teléfono en una cabina telefónica y él pasa a un lado de esta.

1. La soga (Rope, 1948)

Filmada como un plano secuencia de nueve tomas, este filme es uno de los más oscuros del cineasta al presentar la historia de un par de jóvenes que, en un intento por explorar una experiencia que juegue con los límites del existencialismo, asesinan a un compañero de la universidad y esconden su cuerpo en un baúl. Después organizar una cena para celebrar al occiso e invitan a sus familiares que ignoran el asesinato. El cameo de Hitchcock resulta significativo al aparecer caminando por la calle con una mujer, siendo la única escena que tiene lugar fuera del departamento de los asesinos.

Fuentes:
Del Toro, Guillermo. Alfred Hitchcock. Cineteca Nacional, México, 2018, 441 p.

Te recomendamos leer:

Ponte a prueba #51: Alfred Hitchcock

¿Vamos al cine?

«Gas» El primer cuento de Hitchcock

Saul Bass: El hombre de la mano de oro

One thought on “Top 10: Cameos de Hitchcock en el cine

Comments are closed.

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad