Skywalker, el mito
Algarabía 183 Semblanzas Te recomendamos leer

Skywalker, el mito

Su creador George Lucas comenzó su legado en 1977

Alguna vez la ha visto u oído, sea de esta galaxia o de otra muy, muy lejana. La franquicia de Star Wars es de las más poderosas y no sólo de Hollywood. La obra maestra de George Lucas comenzó en 1977 con la trilogía original, después continuó expandiéndose con otras seis películas más; pero todas ellas comparten un común denominador: Skywalker.

Dicho apellido ha representado al mismo tiempo esperanza para la República, la Rebelión o la Resistencia, así como terror para los Separatistas, el Imperio Galáctico o la Primera Orden. Pero, ¿a qué se debe tan legendaria reputación?

El chico del atardecer doble

Nuestra primera aventura comenzó con Luke Skywalker —«gachupinizado» como Lucas Trotacielos—, un granjero adolescente que soñaba con ser piloto y ansiaba la aventura.

Dichas características le fueron heredadas por su misterioso linaje, especialmente del lado paternal que, de hecho, sus tíos Owen y Beru temían que floreciera. Pero la vida del joven Skywalker cambió radicalmente con la llegada de dos droides —R2-D2 y C-3PO— y una encomienda para un tal Obi-Wan Kenobi.

El viejo ermitaño Ben le reveló parte del pasado de su «difunto» padre, incluso regalándole su antiguo sable de luz —que aparecería en todas las demás películas—, además de comenzar su entrenamiento Jedi. Con pocas lecciones… Luke demostró una habilidad y sensibilidad innatas con la Fuerza y tal perturbación llamó la atención del mismísimo Emperador Galáctico y al «responsable» de la muerte del padre de Luke, Darth Vader. Pero como la Fuerza es intensa en su familia, el joven Skywalker no sólo logró rescatar a la Princesa Leia, sino destruir la Estrella de la Muerte.

Soy un Jedi, como mi padre antes que yo

No obstante, la misma inmadurez y ansia de grandeza heredadas aquejaron su camino como Jedi, con todo y las advertencias del Maestro Yoda para que no desafiara tan pronto al Imperio. Sin embargo, al final del día, Luke terminó por convertirse en el más grande Maestro Jedi de todos los tiempos, en parte gracias al conocimiento de su árbol genealógico. A partir de ahí, el apellido Skywalker retumbó por todos los rincones de la galaxia, esta vez, inspirando esperanza.

Más que una princesa

Aunque nos enteramos hasta la tercera película, la Princesa Leia Organa resultó ser una Skywalker, hermana melliza de Luke. Eso sí, la personalidad de Leia se definió por el papel que tomó después de que el Imperio se estableciera, siendo educada en el seno de una familia de políticos en pro de la democracia. Después de ahí fungió como espía de la Alianza para restaurar la República y ayudó con el descubrimiento de los planes de una súper arma, la Estrella de la Muerte.

Así como su hermano, Leia también tuvo una gran sensibilidad para la Fuerza heredada de su padre, quien sería nada más ni nada menos que Darth Vader. Luego de asestar el ataque final al Imperio, Leia pasó de tener un título nobiliario a un rango militar: la General Organa de la Resistencia. Más aún, además de imbuir su carácter e inteligencia, Leia también pudo transmitir el poder de la Fuerza a su hijo, Ben Solo. Si eso no es un ícono femenino, entonces seguimos con los ojos tapados.

El Elegido

Sin embargo, esta dinastía comenzó con la génesis de Anakin Skywalker, concebido por su madre Shmi y la propia Fuerza. Tumultuosa es la palabra que mejor describe la vida de Anakin: primero nació siendo un esclavo hasta que por azares del destino se encontró con Qui-Gon Jinn, quien logró liberarlo, ya que él pensaba que el niño era el Elegido. Para ese entonces, Anakin también conocería a su futura esposa y madre de sus hijos, Padmé Amidala, y a su futuro maestro, un joven Obi-Wan.

Lee el artículo completo en Algarabía 183.

Te recomendamos leer:

Star Wars

Top 10: The force be with you

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana…

Buscador de Podcasts

Felinos

Revista del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar


¡Conviértete en un Algarabiadicto! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe información exclusiva.