El origen pornográfico de Wikipedia
Algarabía 179 Te recomendamos leer ¿Qué onda con...?

El origen pornográfico de Wikipedia

Wikipedia ha devenido como una herramienta indispensable y sus bondades debemos agradecerlas a la incipiente pornografía.

El mundo ya no es el mismo gracias a internet. Su influencia en nuestra vida es tal, que imaginar la realidad sin él es casi imposible, al menos para las más recientes generaciones. Algunos de nosotros recordamos con nostalgia —y quizá con alivio— los días en que la red era solo una promesa de la ciencia ficción. Tan influyente como internet, Wikipedia ha devenido como una herramienta indispensable. Sus bondades debemos agradecerlas a la incipiente pornografía. Me explico.

En vísperas de que Internet golpeara al mundo como un meteorito —como dice Ignacio Ramonet— en la incipiente red se gestaba un proyecto de inteligencia colectiva: crear un extenso depósito del saber humano, accesible para todos, y en el que también todos pudieran participar en su construcción. En el pasado iniciativas similares habían sido promovidas por un reducido número de participantes, cuyos conocimientos quedaban consignados en gruesos y exclusivos tomos, con un costo prácticamente prohibitivo para el resto de la población. El «nuevo proyecto» buscaba algo similar, con la salvedad de que la Internet lo haría accesible para todos.

Estos modelos colectivos de creación y confección continua tienen por nombre wiki —un préstamo de la lengua hawaiana que quiere decir ‘rápido’—, y contemplan la participación constante de una colectividad que se encarga de la edición, investigación o, eventualmente, eliminación de algún contenido.

La mamá de Wikipedia

La plataforma a la que se considera como antecedente directo de Wikipedia llevó por nombre Nupedia. Fue creada por Jimmy Wales y Larry Sanger, quien se encargó de la edición de los artículos. Originalmente fue concebida como una enciclopedia rigurosa, alimentada por académicos, investigadores y especialistas, quienes valoraban y ponderaban la calidad de los contenidos que recibían. Ésta era financiada por Bomis, y aquí comienza —impaciente lector— la participación de nuestra vieja y solidaria amiga: la pornografía

Pornofinanciamiento

La plataforma tuvo dos secciones: Bomis Babes y Bomis Premium; la primera permitía el acceso a fotografías de modelos en posturas más bien sugerentes, la segunda, que era de paga, contenía más de 50 mil imágenes y —vaya novedad en su momento— videos.

 

Lee el artículo completo en Algarabía 179

Te recomendamos leer
El libro: del Internet a Gutenberg
Los Corsarios del Click: «Manifiesto Hacker»
Wikipedia: ciencia enciclopédica en línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Algarabía en 5 minutos

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

Taquitos de lengua

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar