Pachón

Todos en algún momento recurrimos a la pachonería de la palabra pachón.

ARCAÍSMO
Pachón. La juventud: gloriosa época de rebeldía y disconformidad contra todo lo que respire, en especial, contra los padres; periodo en el que muchos dejamos de ser un maniquí —que parece ser el vivo reflejo de los gustos de nuestros progenitores— y adquirimos la gran responsabilidad de plasmar nuestros gustos en la ropa y el pelo. Al menos así me ocurrió a mí. Recuerdo cuando dejé el pueblo y vine a vivir a la ciudad, todos parecían seguir cierto rol de estilo, por lo que no podía huir a la tácita consigna que, como foráneo, cargaba conmigo: dejarme el pelo largo. Cuando regresé a mi pueblo, mi madre, al verme, no pudo contenerse más de dos segundos y me dijo: «Luis, estás todo pachonudo». Cabe mencionar que tiempo después me reconcilié con el peluquero; sin embargo, ella, hasta la fecha no ha dejado de utilizar esta variación del adjetivo pachón a la menor provocación.

Según el Diccionario del Español de México, la palabra «pachón» se refiere, en su primera acepción a «un cuerpo suave y esponjado al tacto o que tiene el pelo esponjado y suave, en especial cuando se trata de animales»; en una segunda definición, a un tipo de escarabajo, que en estado de larva, es peludo; mientras que en el Diccionario Breve de Mexicanismos de Guido Gómez Silva, es un adjetivo utilizado para calificar algo grueso y esponjado, éste a su vez se utiliza más en su forma diminutiva: pachoncito. El escritor mexicano Álvaro Enrigue hace mención de esta palabra en su novela Hipotermia (2005):
Cuando la humanidad despierta yo ya jugué futbol, vestí la armadura de Buzz Lightyear y leí el periódico completo viendo caricaturas. La humanidad completa —el pelo pachón, la boca pastosa— se sirve un café y yo ya estoy listo para la primera cerveza.
No importa si es para referirse a un perrito pachón, un suéter pachoncito o una cobija pachona, todos en algún momento recurrimos a la pachonería de la palabra pachón.

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top