La Buena Barra: los amos del fuego en la CDMX

Celebra el fuego de la vida
la-buena-barra

Si hay algo que amamos de la Ciudad de México, es la posibilidad de encontrarnos con diversas expresiones culturales de toda la república mexicana y de muchos lugares del mundo, especialmente si se trata de vivir experiencias gastronómicas. Hoy toca homenajear a la comida del norte gracias a La Buena Barra.

Comida norteña, los amos del fuego

Los estados de la frontera norte del país, han desarrollado una tradición culinaria rica en mezclas y fusiones que la hacen particularmente deliciosa. Un factor importante es la carne en sus distintas preparaciones.

Sólo un elemento la supera, el fuego, especialmente ese fuego rebelde alimentado con carbón con el que en tiempos precolombinos se cocinaban pan de mezquite, carne de jabalí, venado o bisonte y que ha evolucionado en un expertise norteño para cocinar a las brasas.

La Buena Barra, comida a las brasas.

El restaurante, ubicado en Aristóteles 124 de la IV sección de Polanco, ofrece una gama de sabores fieles a la tradición de las brasas, con cortes de carne jugosa y fresca cuya degustación inicia con el espectáculo de las llamas que, contiguas al comensal, nos trasladan a una época en que las celebraciones se hacían entorno a una fogata. 

La vasta gama de alimentos que ofrecen incluye  opciones como un mini trompo de pastor (con su variación de carne de cordero, estilo árabe) tacos de jaiba (que unen la frescura del mar con el fuego)  e incluso existen opciones para vegetarianos, como el plato de vegetales a las brasas (una col rizada jamás supo tan bien). 

Del norte al resto del país

La Buena Barra se especializa en platillos regios, pero lleva en sus recetas ingredientes y tradiciones de todo el país, en septiembre, ofrece un delicioso chile en nogada a la altura del paladar de los poblanos más exigentes.

Desde la entrada, hasta el postre podrás disfrutar el sabor de México en cada cucharada, iniciando con variaciones interesantes de la triada nacional “maíz, frijol y chile” presentes en elegantes platillos y podrás cerrar tu experiencia con postres que incluyen frutos nacionales y, por supuesto, cacao. 

La buena bebida, mixología impresionante

La oferta de mixología parece estar hecha con magia, la selección de la cristalería en la que se sirve está totalmente fuera de lo común y los nombres con los que cada preparación fue bautizada son un impresionante preámbulo a la maravilla que recibes, ¿Qué esperas para pedir un Octopus Hug?

Si quieres visitar La Buena Barra, recuerda hacer una reservación, ya que por motivos de salud, manejan un excelente control del aforo, déjate consentir con un servicio amable, un espacio elegante que sabe unir los mejores elementos de la tradición culinaria con betas de modernidad. 

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top