Forajidos del Viejo Oeste – Algarabía
Sin categoría

Forajidos del Viejo Oeste

Por sus habilidades y grandes crímenes, estos forajidos son personajes célebres del Viejo Oeste.

Fríos, calculadores, asesinos sin piedad. Sus valores y principios se han formado al calor de la pólvora y de la perpetua amenaza de la muerte. De puntería proverbial, se han convertido en íconos del wild, wild west. Ésta es la imagen que el cine y la literatura nos han legado de los pistoleros del Viejo Oeste. Aquí algunos de los más celebres.

Wyatt Earp (1848-1929)

– Junto con sus hermanos Morgan, James y Virgil, formó un clan que se ubicó indistintamente tanto del lado de la ley, como en el de las actividades ilícitas y el crimen.

– Protagonizó uno de los tiroteos más célebres del Viejo Oeste: el del o.k. Corral, de Tombostone, Arizona, pelea en la que se disparó una treintena de tiros en sólo 30 segundos.

– Luego del tiroteo, Wyatt recorrió gran parte del Viejo Oeste; fue criador de caballos, buscó fortuna durante la fiebre del Oro en Alaska, y fue referee ⎯corrupto, según dicen⎯ de peleas de box.

– A principios del siglo xx se estableció en Los Ángeles, California, y trabajó como asesor cinematográfico en Hollywood ⎯John Wayne afirmó haber tomado como modelo a Earp.

– Murió a los 80 años. Dos años después de su muerte, la biografía Wyatt Earp: Frontier, Marshall de Stuart Lake, enalteció su figura hasta convertirlo en una especie de superhéroe del Viejo Oeste que ha sido interpretado una y otra vez en películas y series de televisión.

Jesse James (1847-1882)

– Fue, quizá, el pistolero más famoso del Viejo Oeste. En compañía de su hermano Frank y el clan Younger, formó parte de una violenta guerrilla confederada cuyas atrocidades hicieron que perdieran la amnistía decretada al término de la Guerra Civil, de modo que no tuvieron otra salida que dedicarse al asalto de trenes, bancos, diligencias y tiendas, y contratarse como asesinos a sueldo.

– Los medios locales se encargaron de dar minuciosas cuentas de sus atracos, mitificando la figura de James y su banda, y convirtiéndolos en una especie de célula de resistencia.

– Su mala fama y peligrosidad obligó a la contratación de la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton para atraparlo.

– El 3 de abril de 1882, en la sala de su casa, Jesse se quitó el saco y sus pistolas, y viendo una pintura en su pared se subió a una silla para limpiarla ⎯otros dicen que estaba chueca;⎯ Robert Ford, que tenía la esperanza de cobrar 10 mil dólares de recompensa, aprovechó el momento para dispararle en la nuca.

s25-ideas

John Wesley Hardin (1853-1895)

– Este texano de cepa sureña ⎯odiaba a los yanquis y despreciaba a los negros y a los mexicanos— reconoció haber matado a más de 40 hombres.

– Su extraordinaria rapidez con el gatillo ⎯usaba las pistolas en el pecho y desenfundaba cruzando los brazos— lo hacía invencible en cualquier reyerta o ante las autoridades que buscaban aprehenderlo.

– Para 1874, Wesley era el hombre más buscado del Oeste, y se ofrecían 4 mil dólares de recompensa por su cabeza.

– En 1877, fue capturado por el ranger –policía regional— John B. Armstrong y conducido a la prisión de Huntsville, Texas, donde fue sentenciado a 25 años de cárcel, de los cuales purgó sólo 17 ⎯fue liberado por buena conducta.

– Aparentemente reformado, se dedicó a la abogacía, pero cumplió su cita con el destino cuando, tras un altercado en un juego de cartas, John Selman, un conocido pistolero, lo mató por la espalda en el Acme Saloon de El paso, Texas, ciudad donde fue sepultado.

Billy «The Kid» (1859-1881)

– Su nombre real era William Henry McCarty Jr. Quedó huérfano a los 14 años y se vio obligado a trabajar como lavaplatos en un hotel. A los 15 años fue detenido por hurtar queso, después por posesión de artículos robados; pasó un tiempo en prisión, pero escapó y, desde ese momento se convirtió en un prófugo de la justicia.

– Su primer asesinato lo cometió a los 17 años: la víctima, un heredero de Frank Cahill, quien solía abusar verbalmente de él.

– Se dedicó al robo de caballos y adquirió el mote de Kid Antrim, por su incipiente barba y su aspecto aniñado. En 1877, llegó al territorio de Evans, quienes le dieron su apodo definitivo: Billy «the Kid».

– Sus fechorías y la historia de sus reiteradas fugas empezaron a construir la leyenda del «bandido adolescente», que muy pronto sería truncada por Pat Garrett, flamante sheriff del condado de Lincoln, quien consumó la misión de capturar a McCarty y llevarlo a juicio.

– «The Kid» fue condenado a la horca, pero de nuevo logró evadir la justicia y se fugó de la prisión de Lincoln en abril de 1881. Pero Garrett no era un hombre que se rindiera fácilmente, así que le dio alcance en una hacienda de Fort Summer, Nuevo México, y lo mató con tres disparos.

Butch Cassidy (1866-1908)

– Su nombre real era Robert Leroy Parker. Junto con su cómplice Harry Alonzo Longabaugh «The Sundance Kid», dirigió la temible pandilla de asaltantes conocida como «The Wild Bunch», que se especializaba en el robo a trenes y bancos.

– Cassidy compró un rancho en el estado de Wyoming, conocido como Hole-in-the-Wall, una formación geológica que proveía de un escondite natural a prófugos de la justicia.

– Formó la famosa banda Wild Bunch, integrada por su amigo Elzy Lay, Harvey «Kid Curry» Logan, Ben Kilpatrick, Harry Tracy, Will «News» Carver, Laura Bullion y George Curry; al año siguiente se les uniría «The Sundance Kid». Con esta banda cometió un sinfín de asaltos a trenes y bancos.

– Terminó sus días en Bolivia donde, en circunstancias nebulosas, su rancho fue cercado por policías y militares locales. Tras un tiroteo, se hallaron los cuerpos de los forajidos con disparos en la cabeza.

– Sus andanzas sirvieron de inspiración para el primer western de la historia ⎯The Great Train Robbery (1903)— y, según algunos estudiosos, su muerte simboliza la derrota definitiva de la era «romántica» del Oeste a manos de la industrialización y urbanización del siglo xx.

Para conocer más sobre los forajidos del Viejo Oeste, consulta Algarabía 108.

2 thoughts on “Forajidos del Viejo Oeste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Algarabía en 5 minutos

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

Taquitos de lengua

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar