adplus-dvertising

La salida “perfecta” no tiene vista al paraíso: el suicidio

por Nadia De la Puente Güijosa
La salida “perfecta” no tiene vista al paraíso

El suicidio es mucho más que quitarte la vida, es mostrarle al mundo que te lastimó, es llegar a la tierra prometida antes de tiempo… La muerte; un lugar donde eso de lo que vienes huyendo no te puede alcanzar ni hacer daño, nunca más. Pero, ¿Qué es la vida sin haberla vivido? Una oportunidad sin haberse tomado, un lugar vacío y desértico porque no lo habitaste. 

Se convierte en una salida y en una fantasía muy atractiva cuando el dolor que sientes es insoportable, te rebasa, y te paraliza. Muchas personas han cometido el error de definir el suicidio como un acto de “locura,” algo completamente irracional, un acto que solo la gente “enferma” lleva a cabo, cuando en realidad el suicidio es un acto de sentido común. La verdad detrás del suicidio es la realidad de la persona que lo comete. 

Lo alarmante del suicidio es que no es un acto instintivo sino algo aprendido, como sociedad tendemos a repetir patrones e imitamos comportamientos que observamos. A lo largo del tiempo ciertos suicidios han marcado la vida de todos nosotros. Cuando personajes icónicos mueren, no solo mueren ellos sino todo lo que representan también. Un gran y trágico ejemplo es Marilyn Monroe; una mujer que tuvo un gran impacto en muchas vidas pero especialmente en la de muchas mujeres. Ante los ojos de todas era la “mujer perfecta”, un modelo a seguir, la mujer exitosa con la vida que todos podríamos desear. Era bella, joven, famosa, y reconocida. Era un símbolo de una mujer independiente, valiente y revolucionaria en su época. Así como nos fue un ejemplo de grandeza, al morir de la forma en la que lo hizo también se convirtió en un modelo a seguir en la forma de morir. Lo mismo sucedió con personas como Virginia Woolf, Van Gogh, Kurt Cobain, su muerte además de ser llorada por millones de seres humanos, también dejó una idea de como terminar con el sufrimiento.

Te puede interesar: Blue Monday: El día más triste del año

La gente creía que si una vida aparentemente perfecta, gente con talento, éxito, fama, querida por todo el mundo como la de estas personas podría ser terminada, que nos dejaban al resto. Al mismo tiempo nos muestran que el suicidio es una salida viable y deja de ser una fantasía u o locura. Lo que no sabíamos era que estas personas tenían problemas y sus vidas no eran perfectas, ambos Virginia Woolf y Van Gogh sufrían con un desorden bipolar, Kurt Cobain tenía un problema de adicción, y Marilyn Monroe era una persona con trastorno límite de personalidad, también conocido como Borderline. 

Vincent Van Gogh ha sido descrito como un hombre que estaba completamente loco, experimentando episodios de locura constantemente, de hecho se dice en uno de dichos episodios fue cuando se cortó la oreja. Después de ese incidente pasó un año en un asilo para enfermos mentales que es como les llamaba antes a los psiquiatricos, y en Julio de 1890 Van Gogh decide terminar con su vida disparándose al pecho con una revolver. Hoy, muchos años después sabemos que esa “locura” estaba mal interpretada, se debía a que este hombre sufría con un desorden bipolar. La vida por naturaleza es difícil y desafiante pero con un desorden como este se vuelve aún más difícil, lidiando día a día con episodios de manía ó hipomanía y luego cayendo en una depresión completamente insólita. 

Otro gran individuo que compartía este sufrimiento era la inigualable y brillante escritora Virginia Woolf. Hay muchas formas de quitarte la vida pero su muerte hasta el día de hoy el solo pensar en ella estremece cada rincón de mi cuerpo. El 28 de Marzo de 1941, Virginia Woolf se puso su abrigo llenándolo de rocas, caminó directamente hacía el río Ouse y se sumirgió en el hasta encontrar la muerte. Sus motivos eran claros, dejó escritas dos cartas, una dirigida a su esposo y la otra a su hermana, en esas cartas además de despedirse y mostrar su gratitud y amor hacía ellos retrataba su profundo dolor y tristeza. Habla de no poder pasar por esos momentos tan terribles una vez más, ya no poder luchar más tiempo, estaba decidida. La escritora pasaba por similares episodios y sentimientos a los de Van Gogh, en su caso se sabe que sus episodios depresivos eran muy severos.

Vía vogue.mx

Luego tenemos a la icónica Marilyn Monroe, la mujer que marcó los años noventas y se quedó en el corazón de todos incluyendo los de las generaciones siguientes, ella muere en 1962 en su cama, se comunicó a la prensa y medios que muere por sobredosis. A lado de su cama además de encotrar varios medicamentos había un frasco de Nembutal que fue lo que ingirió, el Nembutal es un barbitúrico, es usado para tratar el insomnio y se conocía en esa época por funcionar como un sedante y ser administrado antes de una cirugía. Detrás de esta mujer “perfecta” había una mujer que sufría de ansiedad, se sentía vacía, tenía relaciones inestables, era una mujer impulsiva lo que la llevó a una adicción a las drogas, al alcohol, y de allí a la muerte. Hoy todo esto conocido como un trastorno límite de la personalidad o borderline, además enfrentándose a lo que la vida propia tenía planeado para ella, creció en el sistema de adopción, paso por múltiples familias, y ella menciona que “nunca estaba acostumbrada a ser feliz.” La vida de Marilyn Monroe era todo menos perfecta.

Por último, la muerte más reciente de estas cuatro es la de Kurt Cobain, músico y vocalista del famoso y reconocido grupo Nirvana. El afirmó en varias ocaciones que tenía un conflicto con la fama, desde antes de llegar a ella ya batallaba con su depresión y también desarrollo una terrible adicción a la heroína. Fue considerado la voz de toda una generación y eso lo conflictuaba, siempre estaba la atención encima de el, era amado y aclamado por el mundo entero, siempre rodeado de gente pero sientiendose completamente solo e infinitamente vacío. En 1994 el cantante se da un tiro en la cabeza con una escopeta Remington y así termina con su vida. Muere a los 27 años de edad, así entrando a un grupo llamado “El club de los 27” que hace referencia a todos los grandes artistas que han muerto a esa edad como Brian Jones, Janis Joplin, Jim Morrison, Jimi Hendrix, y Amy Winehouse.

Vía rock101online.mx

Todos tenemos problemas, demonios a los que enfrentamos día con día, y todos lo sabemos pero aún así nos sentimos solos. Sentimos que nuestro dolor es único, y muchas veces podemos cometer el gran error de pensar que todas las vidas son “perfectas” menos la nuestra, basándonos únicamente en lo que los demás nos dejan ver. Estos individuos icónicos, famosos, y aclamados tenían muchos problemas y nos equivocamos al creer en algún momento que no. Todos queremos ser vistos, escuhados, queridos, entendidos, reconocidos, y sentirnos así. Para dejar de sufrir no tienes que morir, el dolor y la desesperación te dirán lo contrario, tratarán de convencerte que tu mejor y única opción es la muerte, pero no es así. La vida no siempre tiene que ir bien para que valga la pena vivirla, y la muerte no trae paz, morir es el destino que todos compartimos. Es un lugar al cual todos tenemos y vamos a llegar eventualmente, pero correr hacía él por dolor no lo hará un lugar mejor, simplemente habrás dejado ir la única oportunidad de vivir por ti. 

Nadia De la Puente Güijosa

Fuentes : 

  • Libro  “Suicidio: Desición definitiva al problema temporal.”  Joseluis Canales

Te recomendamos leer…

¿Qué onda con el suicidio homepático?

Top 10: humor negro en la pantalla

Karoshi o la muerte por exceso de trabajo

Compartir en:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email

Deja tu comentario

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top