Picante, pero sabroso: el chile – Algarabía
Sin categoría

Picante, pero sabroso: el chile

¿Por qué pica el chile? La capsaicina es la sustancia responsable de que nos enchilemos.

¿Qué sería de cualquier antojo callejero sin una buena salsa? La cultura mexicana es casi impensable sin ese elemento que le ha dado sabor a nuestra gastronomía e incluso a nuestro lenguaje, ya que lo podemos encontrar en casi cualquier platillo y albur mexicano: el chile.

Del náhuatl chilli, el chile ha cautivado a nuestro paladar desde hace casi 10 mil años, desde que fue incluido por primera vez en la alimentación Mesoamericana. El origen del chile es aún incierto para los botánicos, algunos dicen que se dio en la zona andina, otros especulan que fue en el sureste de Brasil.

s30-curiosidades-0

Incluso es posible que la planta haya sido esparcida por los pájaros hacia otras regiones, aunque se calcula que llegó a Mesoamérica como planta silvestre hace ya miles de años.

La palabra «chile» proviene del náhuatl chilli.

¿Por qué nos enchilamos?

Todo se lo debemos a la capsaicina, agente que, a pesar de ser incoloro, insípido e inodoro, al estar acompañado de otras sustancias se encarga de dar sabor a cada especie de chile, generando la liberación de endorfinas que nos producen bienestar y algunos efectos como salivación, transpiración, ardor en la lengua y enrojecimiento en la cara.

La capsaicina es la responsable de que los chiles piquen.

El farmacéutico estadounidense Wilbur Scoville desarrolló en 1902 una escala —Prueba organoléptica Scoville— para medir el grado de picor de los chiles dependiendo de su cantidad de capsaicina.

s30-curiosidades-3

Para obtener ese parámetro, realizó una prueba que consistió en una degustación de chile, de la que se evalúa la cantidad de partes de agua con azúcar en múltiplos de 100 unidades. El resultado se mide en unidades de calor Scoville.

Curiosidades del chile

  • Los mexicanos comen alrededor de 15 kg anuales de chile per cápita, lo que equivale a ¡1.25 kg al mes! Éste es el promedio más alto del mundo.
  • En los campos de batalla prehispánicos, el humo de chiles secos fue un arma poderosa.
  • La «jalaproctitis» es el síndrome de defecación ardorosa que da como consecuencia del exceso de ingesta de chile jalapeño.
  • El tatarabuelo de todos los chiles es el chiltepín —popularmente conocido como chile piquín—.
  • Cristóbal Colón le puso el nombre de pimiento al chile, al confundirlo con la pimienta piper nigru.
  • En la magia negra se cree que el chile sirve para lograr separaciones de parejas y propiciar peleas entre personas.
  • El pueblo mexica incluía el chile en su dieta diaria y le daba crédito como afrodisiaco, relacionándolo con Tlazoltéotl —diosa de la lujuria y de los amores ilícitos—.
  • La capsaicina se activa con el calor y no existe una más picante que otra, sino mayores concentraciones de ésta en cada variedad de chile.
  • Torear un chile consiste en frotarlo contra una superficie plana para que las venas se hinchen y las semillas segreguen más sabor y capsaicina.
  • El chile es un buen antiinflamatorio y antioxidante que, además, contiene minerales como magnesio y hierro.
  • De los chiles deshidratados se extrae una sustancia llamada oleorresina, que se utiliza en la coloración de carnes frías y embutidos, como componente químico de pinturas, en repelentes de insectos en la agricultura y en la ganadería menor, contra mamíferos depredadores.
  • En algunos lugares de México, las mujeres tienen prohibida la entrada a los chilares, sobre todo si están embarazadas, pues se dice que su presencia le quita el picor el al chile.

s30-curiosidades-2

Si quieres enchilarte con más datos como estos, consulta el libro Chile para todos, de la colección Vicios de Algarabía Editorial.

2 thoughts on “Picante, pero sabroso: el chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Algarabía en 5 minutos

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

Taquitos de lengua

Suscríbete a algarabía niños

Feria de remates

Visita Algarabía para recordar

Publicidad