Jazz: evolución a contratiempo —primera parte— – Algarabía
Sin categoría

Jazz: evolución a contratiempo —primera parte—

Un análisis y recuento histórico de la historia del jazz.

Al estar plagado de emociones y valor cultura, el jazz merece un lugar en la historia.

Fácil de definir, difícil de explicar… imposible no sentirlo. Por ir cargado de entrañables emociones, extraordinarias técnicas y un enorme valor histórico y cultural, el jazz es considerado uno de los géneros más complejos cuando de analizarlo se trata.

Las perspectivas desde las cuales se le puede describir son muchas. Por ello, nos hemos dado a la tarea de delimitar las eras de su evolución y de seleccionar aquellos momentos y nombres que,
 por su trascendencia directa en la evolución del género, influyeron en la consagración y permanencia del mismo y que, sólo por ello, merecen un espacio en nuestros oídos y memorias.

1. Orígenes: África en América (1900-1949)

El jazz, materializado en los cuerpos de esclavos afroamericanos, pisó los ee.uu. para dejar huella en la historia de la música. La inestabilidad social y los desórdenes de la época —prohibición del alcohol (1920) y el contrabando; la Gran Depresión (1930); participación de la Unión Americana en la ii Guerra Mundial (1941)— tuvieron consecuencias directas sobre la cultura. En ese contexto, los nuevos músicos explotaron el potencial que ofrecía aquel estilo que, más allá de lo musical, se convertiría en una nueva forma de vida:

Scott Joplin (1868-1917). Compositor y pianista afroamericano, instituyó el modelo de composición del ragtime —de ragged time, «tiempo rasgado», es una de las variaciones de las técnicas musicales africanas que detonaron el surgimiento del jazz.

– James P. Johnson (1894-1955). Con «Carolina Shout» (1921) modificó las estructuras básicas del ragtime y abrió las puertas a nuevos subgéneros del jazz como el swing, el cual se convirtió en el género más comercial antes de la guerra.

– William «Count» Basie (1904-1984). Fundador de una de las big bands más importantes de la historia, cuya popularidad le abrió paso al jazz a nivel internacional a través de temas como «Jumpin’ at the Woodside» (1938).1 Hasta hoy es conocido el término Basie ending, progresión de acordes finales que, por generaciones, ha sido usado en muchos de los más importantes temas para las grandes bandas.

s11-arte-Bud-Freeman

– Bud Freeman (1906-1991). Saxofonista y clarinetista a quien se le atribuye la creación del dixieland. «The Eel» es una de sus más importantes composiciones.

s11-arte-miles-davis

– Miles Davis (1926-1991). Compositor y trompetista, fue el creador del cool jazz.

Géneros alternativos de la época

Blues. Ritmo melancólico con origen en las zonas rurales de los ee.uu. a finales del siglo xix. Encontró su apogeo en la década de 1940, cuando la gente negra migró a las ciudades. Es el ritmo base de géneros como el rythm & blues y el rock & roll.

Boogie. También conocido como boogie woogie,
 es un estilo de blues con ritmos acelerados —generalmente 4/4’s— en el piano. Este subgénero no tenía influencia europea.

Stride. Uno más de los estilos pianísticos que surgieron durante la época como evoluciones 
del ragtime; encuentra su origen en el barrio neoyorquino de Harlem —de ahí que también se le conozca como Harlem stride—. Debe su nombre a los saltos —strides, en inglés— que realiza la mano izquierda del pianista.

Swing. Mezclando riffs —frases cortas repetidas varias veces— y progresiones del blues con melodías arregladas para las big bands, este género tuvo su auge durante los años 40, y significó el boom de la que, hasta entonces, había sido sólo «música para negros».

2. Posguerra (1950-1969)

En los ee.uu. la abolición de la esclavitud y la lucha contra la discriminación racial estaban consumadas, al igual que el apoderamiento del swing por parte de la raza blanca. Su reemplazo fue el improvisado, el de tiempos rápidos: el bebop, independiente de las demandas comerciales y representado por una ola de músicos que, si bien su carrera había despegado en décadas anteriores, se consolidaron en este periodo a través de sus aportaciones al género.

– Thelonious Monk (1917-1982): Pianista, fue uno de los máximos representantes del bebop e ícono de los estándares del jazz en general. Entre sus clásicos destacan «Round About Midnight».

– Charlie Parker (1920-1955): Al igual que sus problemas de adicción a las drogas y al alcohol, su carrera como saxofonista alcanzó su clímax en 1950; con Charlie Parker With Strings se convirtió en el primer jazzista en grabar con un ensamble de cuerdas.

– Horace Silver (1928-2004): Introdujo al género figuras para piano que, mezclando 
la esencia del blues y el boogie, crearon el hardbop, precursor del funk. Pieza clave en su trayectoria es «Day In, Day Out» (1953).

– Ella Fitzgerald (1917-1996). Primera voz femenina en la historia del jazz, grabó —entre 1956 y 1964— decenas de temas de Duke Ellington, Cole Porter, Johnny Mercer e Irving Berlin.

s11-arte-ella-f

– Charles Mingus (1922-1979): Uno de los músicos más importantes del siglo xx, quien sobresalió por sus composiciones, su habilidad en el piano y, principalmente, por su destreza como bajista.

– Ornette Coleman (1930): Ícono de la improvisación. Influenciado por géneros como el blues y el r&b, explotó su creatividad desarrollando ritmos y nuevas técnicas que, posteriormente, derivaron en el free jazz.

Principales subgéneros de la época

Bebop. A diferencia del swing de las big bands, el bepop se centró en los solos y la improvisación. Se caracteriza por tiempos rápidos y armonías sumamente complejas.

Cool jazz. Se desarrolló durante la década de 1950, como una mezcla entre el jazz y la música clásica; una de sus principales características es que incluye dos o tres líneas melódicas que ocurren al mismo tiempo y que, a diferencia del bepop, le restó importancia a los solos improvisados y los puso a la par de los solos de base.

Hardbop. Surge como una reacción contra el cool 
jazz —muchos músicos pensaron que el género se había orientado demasiado a lo europeo, por lo que generaron un movimiento cuyo principal objetivo era regresar a las raíces afroamericanas del jazz.

Para finales de los años 60, la lejanía entre el jazz de 
la época y el de sus orígenes se había multiplicado inimaginablemente: el melancólico ritmo de los barrios bajos y las almas desesperadas se había convertido en un género sofisticado: todos querían ser parte de él.

Bobo Stenson, el pianista que tocó con los grandes del jazz

Bo Gustav Stenson, mejor conocido como Bobo Stenson, es uno de los mejores pianista de jazz de la historia. Nació el 4 de agosto de 1944 en la ciudad de Västerås, en Suecia. Creció en una familia de músicos: su madre era violinista, su padre pianista y sus hermanos tocaban batería, trombón y chelo. A la edad de siete años, Bobo empezó a tomar clases de piano, y en su adolescencia, a través de su hermano baterista, entró en contacto con el jazz.

s11-arte-bobo

A principios de los años 60, Bobo Stenson viajó a París, en donde tuvo la oportunidad de tocar en los legendarios clubs de jazz como Blue-Note, Le Chat qui Pêche, entre otros. Posteriormente inició una gira con la cantante alemana Inge Brandengur y su agrupación, con quien realizaría su primera grabación en 1965.

Al terminar la gira, este talentoso pianista —de entonces 24 años— regresó a Estocolmo para tocar al lado del baterista Rune Carlsson y el saxofonista Bernt Rosengren. Más tarde, Stenson y Carlsson forman un trío con el bajista estadounidense Red Mitchell. Su éxito fue tal, que músicos como Dexter Gordon y Toots Thielemans los invitaron a tocar con ellos.

Cuando inicia la década de los 70, Stenson nuevamente sale de gira —esta vez por África—, con el saxofonista Stan Getz. A su paso por Estocolmo, tocan con otros grandes jazzistas: el saxofonista Sonny Rollins, el vibrafonista Gary Burton y la vocalista Sheila Jordan.

La década de los 70 fue una de las más fructíferas para Bobo Stenson, pues tocó en varios grupos como Rena Rama con Palle Danielsson y en un trío muy popular con Arild Andersen y Jon Christensen, a veces acompañado por Jan Garbarek. Además, dirigió un cuarteto conformado por él, Jan Garbarek, Palle Danielsson y Jon Christensen. Dicha agrupación grabó dos álbumes con el sello ecm: Witchi-Tai-To — originalmente pensado para el trío— y Dansare.

Su grupo Rena Rama, que conjunta música tradicional y jazz, con sonidos de África y Europa oriental, se convierte en una de las agrupaciones de codirección más importantes en Suecia. Durante varios años, Bobo Stenson trabaja con Oriental Wind y el percusionista Okay Themiz de Turquía.

A finales de los años 80, Bobo Stenson se unió al Charles Lloyd Quartet. En 1996, se integra al Sexteto Tomasz Stanko. Durante ese mismo periodo continúa trabajando con su trío integrado por el bajista Anders Jormin y el baterista Jon Christensen. Además, para su disco Goodbye de 2005, invitó al baterista Paul Motian.

En 2001 recibió el Prix Bobby Jaspar de la Académie du Jazz de Francia. En 2005 fue galardonado con la Medalla Real Litteris et Artibus por sus contribuciones significativas a la cultura. Un año después, es condecorado con el European Jazz Prize por ser el Músico de Año.

El pianista de jazz Bobo Stenson tocará el miércoles 11 de marzo, a las 20:00 hrs. en el Centro Roberto Cantoral. También se presentará en el Festival Eurojazz el domingo 15 de marzo a las 17:00 hrs, en el CENART; entrada gratis.
Además, tendrá una presentación en CAC Juriquilla, en Querétaro, el 12 de marzo a las 20:00 hrs.

2 thoughts on “Jazz: evolución a contratiempo —primera parte—

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hot Sale

PUROS NÚMEROS

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar