Déspotas y tiranos
Algarabía Libros

Déspotas y tiranos

En el libro «Déspotas, tiranos y otros hijos de puta» hacemos un recuento de personajes que han abusado del poder.

Déspotas, tiranos y otros hijos de puta es un recorrido histórico de los personajes que han detentado el poder —en distintas épocas y latitudes— y abusado de él en su beneficio. Por medio de este libro podrás adentrarte en la galería de distintos tiranos, dictadores e «hijos de puta» —como les llamamos sin discreción—; por ejemplo, algunos de ellos son Falaris, Iván «El Terrible», «Stalin», Francisco Franco, «Genghis Khan», Abdülazis I, Nicolae Ceausescu, Catalina «la Grande», Adolfo Hitler, Muammar al-Gaddafi, Elba Esther Gordillo, Joseph Kony, entre muchos más.

Todos ellos, algunos más sanguinarios y crueles que otros, han dejado huella en la lista negra de la historia. Sea usted bienvenido a esta colección de protagonistas del mal y descubra quiénes han transformado el mundo a su antojo.

Nicolae Ceausescu

Presidente de Rumania de 1965 a 1989.

Bajo su mandato, Rumania se endeudó mucho a partir de sus proyectos de construcción y a causa de esto encareció la vida de su país, lo que acarreó serios problemas económicos para los rumanos. Asimismo, poco antes de perder el poder, causó pánico en todo el país cuando amenazó con arrasar los asentamientos rurales de miles de personas para que se pudieran construir los grandes centros agroindustriales.

s47-libros-1

Además, prohibió el aborto y todo tipo de anticonceptivos. Con el Decreto 770 impuso a las mujeres el «deber patriótico» de parir la mayor cantidad de hijos, cuatro por lo menos. Incluso declaró que «el embrión humano es propiedad de toda la sociedad». Esto provocó problemas graves de pobreza y abandono de muchos niños que vivían en pésimas condiciones en orfanatos.

En 1987 el gobierno de este presidente vivió lo impensable: cientos de trabajadores atacaron las oficinas del Partido Comunista y sólo dos años después una revuelta obligó a Ceausescu a dejar el poder. Luego de un breve juicio, él y su esposa —quien era primer ministro— fueron acusados de genocidio y de otros crímenes, y fueron fusilados el 24 de diciembre de 1989.

Adolfo Hitler

Presidente y canciller de Alemania de 1933 a 1945.

En 1920 fundó el Partido Nacional Socialista de los Obreros Alemanes, pero en 1923 fue arrestado por traición y el partido fue declarado ilegal. Estando en prisión escribió Mein KampfMi lucha— (1925), obra en la que delineó su idea de la superioridad de la raza aria y de la necesidad de acabar con razas inferiores, como los latinoamericanos y africanos, a quienes describió como «semimonos». Cuando Hitler llegó al poder, este libro se convirtió en un «básico» que era regalado a todos los recién casados.

s47-libros-2

Su política de exterminio comenzó por los propios ciudadanos alemanes. En secreto, discapacitados y enfermos graves de todas edades y condiciones sociales fueron llevados a campos de concentración, en donde los incineraban; fue así como desaparecieron más de 275 mil «vidas sin valor».

No me importa lo que la débil civilización occidental piense de mí. El objetivo no es sólo ganar la guerra, sino demoler al oponente. Adolfo Hitler

Su «Solución final» acabó con la vida de 6 millones de judíos —125 mil de ellos alemanes—, 500 mil gitanos, 25 mil homosexuales, 2 mil testigos de Jehová, 3 millones 500 mil polacos, 4 millones de prisioneros rusos y cerca de un millón 500 mil disidentes políticos. El número total de víctimas estimadas es de más de 46 millones.

Charles Ghankay Taylor

Presidente de Liberia de 1997 a 2003.

Charles McArthur Ghankay Taylor trabajó en el gobierno de Samuel Doe, quien ocupó la presidencia tras un golpe de Estado. Poco después huyó a los ee.uu. acusado por Doe de robar cerca de un millón de dólares al gobierno. Fue arrestado, y mientras esperaba a ser extraditado, escapó de la cárcel pasando presumiblemente por México; llegó a Libia asilado por Muammar Gaddafi. De regreso en su país organizó un ejército y dio inicio a la guerra civil en la que Samuel Doe murió; Taylor asumió entonces la presidencia a través de una farsa electoral. Su lema de campaña fue «Mató a mi papá, mató a mi mamá, pero voy a votar por él».

s47-libros-3

Taylor apoyó a las guerrillas de la vecina Sierra Leona, recibiendo en pago los «diamantes de sangre». Se estima que durante su mandato se apropió de más de mil millones de dólares, mientras en Sierra Leona hubo más de 200 mil víctimas asesinadas y torturadas. Asimismo, la intimidación y terror a la población fue brutal —se cuenta que forzó a sus soldados a practicar canibalismo—. Se estiman más de 400 mil víctimas, entre asesinados, torturados y desplazados.

El libro Déspotas, tiranos y otros hijos de puta está disponible en nuestras sucursales y la tienda en línea www.algarabiashoppe.com

One thought on “Déspotas y tiranos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Algarabía en 5 minutos

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

Taquitos de lengua

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar