¿Quién fue?

Karen Blixen

La joven aristócrata danesa, que casi deja su vida en Kenia levantando una empresa de café, se convirtió en una gran dama de la literatura mundial.

Karen nació en 1885 dentro de una enorme finca de una adinerada familia en Dinamarca, pero su verdadero hogar fue en Kenia, en la finca de café donde vivió 17 años, y durante los cuales escribió su más célebre obra: Memorias de África (1937). Su verdadero nombre fue Karen Christentze Dinesen.

Su padre tenía sífilis y se suicidó cuando ella tenía sólo diez años. Karen creció y estudió pintura en varias ciudades de Europa; hasta que en 1914 se casó con su primo el barón Bror Blixen-Finecke.

Luego de casarse con su primo decidió que Blixen sería uno de los apellidos que usaría para firmar sus obras.

Durante su carrera literaria utilizó varios seudónimos como Osceola –en referencia a un líder indio estadounidense–, Isak Dinesen y Pierre Andrézel. El cambio de nombre generó gran misterio y especulación en torno a la joven escritora, incluso, en su visita a ee.uu. se creía que en realidad los autores de los textos que ella comenzaba a publicar eran dos hermanos.

Retorno al hogar

«¡Aquí, por fin uno estaba en posición de no importarle un carajo sobre las convenciones, aquí había un nuevo tipo de libertad que uno sólo había podido encontrar en sueños!». Así describió Karen su vida en el plantío de café ubicado en las colinas de Ngong, en Kenia. A pesar de que su matrimonio con su esposo terminó nueve años después, y que su marido la contagió de sífilis, ella se sentía en casa.

¿Se habla español en África?

El cazador Denys Finch Hatton es descrito en Memorias de África como sólo un amigo, pero el hermano de Karen, Thomas Dinesen, afirma que tal personaje fue inspirado de un hombre con quien se comprometió, ambos vivieron juntos de 1926 a 1931, hasta que Hatton murió en un accidente de avión.

S44-quienfue-karenBlixen-int

Adiós África

El plantío de café que había financiado su familia a inicios de su matrimonio fallido nunca dio beneficios económicos, así que con mucha tristeza Karen tuvo que abandonar el continente para regresar a Dinamarca, a vivir con su madre, en 1931.

Thomas escribe en su libro Mi hermana Tanne (2013) —su familia así apodaba a la esforzada escritora— que cuando Karen volvió a Dinamarca le comenta a su madre que la mitad de ella se quedó en las colinas de Ngong, y temía que la otra mitad también. Karen declaraba sentirse devastada al dejar África.

Despertar literario

La tristeza que le provocó dejar Kenia desencadenó una creatividad literaria que ya existía en ella pero que nunca había explotado. Su obra Siete cuentos góticos (1934), inusualmente escrita en inglés, fue rechazada por varias editoriales inglesas, sólo una de ee.uu decidió publicarla.

«Nadie ha entrado en la literatura más ensangrentada que yo.»

Dos años después presentó su libro Vengadoras angélicas, en el que se describen los conflictos en Dinamarca ocasionados por la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Este libro fue publicado bajo uno de sus seudónimos: Pierre Andrézel.

Fue nominada en dos ocasiones al Premio Nobel de Literatura, y aunque no ganó en ninguna de las dos, fue nombrada miembro de la Real Academia Norteamericana. Se rumora que no ganó el galardón porque los jueces no querían mostrar demasiado apoyo a escritores escandinavos.

Karen falleció en 1962 en Dinamarca, sus restos se encuentran sepultados en sus preciadas colinas de Ngong, Kenya. La finca de café que heredó en vida de su madre pasó a ser propiedad de la Fundación Rungstedlund, creada por Karen unos años antes de morir para gestionar su legado literario y la reserva de aves en las sesenta hectáreas de jardines y bosques de la finca. 

También te interesará conocer:

El cuenta cuentos espía

Julio Verne, el cronista del futuro

Rimbaud viajero

La herencia de al-Ándalus

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE