Editorial 100

Editorial 100

Cuenta la leyenda que, cansados, los mexicas encontraron en un islote del lago de Texcoco, un águila devorando una serpiente —justamente el signo que esperaban— para asentarse definitivamente y fundar la Gran Tenochtitlan, esa misma que impresionó a Cortés y a los que venían con él y que, algunos dicen, Humboldt bautizó como «la región más transparente del aire».

La primera ciudad del Nuevo Mundo, la capital de la Nueva España, la capital de México que nacía, la ciudad que albergó a un emperador austriaco, la de la guerra de los pasteles, la ciudad de los palacios, la ciudad de las ciudades: México.

Comments are closed.