Desde la redacción

«Puto» / Molotov (1997)

Desde su disco debut, Donde jugarán las niñas (1997), Molotov ha sido una banda rodeada de polémica.

Desde su disco debut, ¿Dónde jugarán las niñas? (1997), Molotov ha sido una banda rodeada de polémica. Sus integrantes — Tito Fuentes, Micky Huidobro, Randy Ebright, Paco Ayala— quisieron hacer un álbum de protesta contra los medios masivos de comunicación, los mochos y la clase política, durante el último sexenio del gran periodo priista.

«¡Puto!, el que no brinque, el que no salte. ¡Puto!»

Con influencia de bandas norteamericanas —como Rage Against The Machine y Red Hot Chili Peppers— y una mezcla de rap, funk y rock, Molotov dio rienda suelta a la vulgaridad, al albur y la cábula, siempre con un sentido crítico.

Muchas tiendas de discos se negaron a vender el ¿Dónde jugarán las niñas?, así que los miembros de la banda salieron personalmente a las calles a venderlo. También fueron vetados de las televisoras y sus canciones sonaban en la radio censuradas.

Como dice el documental Gimme the power (2012), el rechazo de la cúpula mediática generó un éxito de masas. La gente se sintió identificada, las canciones eran un buen reflejo de la inconformidad mexicana.

Lo políticamente incorrecto del lenguaje mexicano llevó a grupos minoritarios a la inconformidad. Para la banda el uso de la palabra «puto» señalaba a los agachones, a los cobardes y a los rajones que viven en la conformidad.

El güey que quedó conforme.
¡Puto!
El que creyó lo del informe.
¡Puto!
El que nos quita la papa.
¡Puto!
También todo el que lo tapa.

La otra connotación de la palabra provocó que organizaciones homosexuales y en defensa de gays y lesbianas se postularan en contra de la banda e hicieran peticiones de quitar la canción de su repertorio, por considerarla homofóbica. Hubo incluso protestas en los conciertos de la gira mundial, sobre todo en España y Alemania.

Amo a matón, matarile al maricón.
¿Y qué quiere ese hijo de puta?
¡Quiere llorar! ¡Quiere llorar!

Molotov se ha defendido diciendo que nunca ha sido su propósito ofender a los homosexuales, y se han mantenido firmes en su decisión de no censurar o remover la canción del repertorio, incluso en la actualidad, a más de 15 años de su lanzamiento.

«En cada país donde nos hemos presentado desde 1997, hemos dejado muy claro que no se trata de un tema en contra de la comunidad gay, y que, por el contrario, va dirigida a aquellos políticos corruptos y cobardes.» —Paco Ayala

Video de «Puto»

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE