X
Desde la redacción

El coloso de hierro de París

Esta fotografía muestra parte de la construcción de la emblemática Torre Eiffel en París, Francia.

La famosa Torre Eiffel, uno de los emblemas de la ciudad de París, nació como un proyecto para la Exposición Universal, un evento que tendría sede en aquella ciudad durante el año de 1889, centenario de la Revolución Francesa.

Su construcción se inició en el año de 1887, y fue terminada en tan sólo dos años, dos meses y cinco días, lo cual fue un logro impresionante para la época, y aún en nuestro tiempo.

El proyecto de esta torre fue escogido de entre 107 trabajos que se presentaron, y fue dirigido por Gustave Eiffel, ingeniero y empresario, quien tenía en su equipo de trabajo a los ingenieros Maurice Koechlin y Emile Nouguier, además del arquitecto Stephen Sauvestre.

s2-historiafoto-0

Para la edificación de la obra se estableció que la construcción debería ser financiada por el mismo Eiffel, y el gobierno le permitiría quedarse con los ingresos derivados de la explotación de la torre durante un periodo de 20 años, luego del cual el monumento pasaría a formar parte del patrimonio de la ciudad.

La construcción de la torre requirió del trabajo de cerca de 300 obreros, quienes se encargaron de ensamblar las 18 000 piezas de hierro, utilizando para ello casi dos millones y medio de remaches. Finalmente, tras dos años de intenso trabajo, la estructura fue inaugurada el 31 de marzo de 1889.

s2-historiafoto-1

El año en que se inauguró la torre significó cuantiosas ganancias para Eiffel, ya que fue visitada por casi dos millones de personas. Sin embargo, en los años siguientes los ingresos se redujeron a pesar de que se tomaron medidas como reducción de precios. No fue sino hasta 1900 que el número de visitantes volvió a aumentar gracias a que la ciudad acogió nuevamente la Exposición Universal, pese a lo cual, el número de visitantes no llegó a igualar la cifra del primer año.

El considerable descenso en el número de visitas parecía razón suficiente para pensar que la construcción sería demolida cuando los 20 años de la concesión terminaran. No obstante, Eiffel buscó por todos los medios mantener la torre en pie, y en su cima se instalaron una antena telegráfica y una estación meteorológica, lo que resultó de gran utilidad para el Ejército.

s2-historiafoto-2

A pesar de que ahora es considerada un monumento emblemático, la torre debió enfrenta severas críticas a lo largo de su historia, principalmente provenientes de la comunidad artística francesa, quienes consideraban a la estructura como un montón de fierro que opacaba a una ciudad que conocida como la más romántica.

Tras haber superado una gran cantidad de obstáculos, esta estructura de 300 metros de altura —la más alta del mundo durante 41 años— es ahora uno de los monumentos más visitados en el mundo, recibiendo cerca de 7 millones de visitantes anualmente.

Construcción de la Torre Eiffel:

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE