Desde la redacción

De brindar y brindarnos

El que bebe se emborracha, el que se emborracha duerme. el que duerme no peca. El que no peca va al cielo…
y puesto que al cielo vamos… ¡Bebamos!

El que bebe se emborracha,
el que se emborracha duerme.
el que duerme no peca.
El que no peca va al cielo...
y puesto que al cielo vamos... ¡Bebamos!
Brindis mexicano

Para brindar se necesitan dos. Al menos dos copas —o tarros o vasos—, y dos manos que las sostengan. Alzamos la copa y la chocamos con la del otro, para perpetuar un momento de celebración y, sobre todo, para ofrecerle un buen deseo: salud, felicidad, lo que sea. Lo miramos a los ojos —por aquello de la ley de Erasmo—, y pronunciamos las palabras mágicas. Bebemos juntos y nos congratulamos con el otro. Por eso, para brindar se necesitan al menos dos: dos que ofrezcan y reciban al unísono.

No es de extrañar, por tanto, que las palabras brindis y brindar compartan un mismo origen. Ambas provienen del alemán ich brind dir´s, «te lo ofrezco», expresión que, según los historiadores, tiene como motivo una victoria del ejército Carlos V, tras el saqueo de Roma; cuenta la historia que los mandos militares llenaron sus copas de vino, las alzaron y pronunciaron la frase que ahora nos compete.

Brindar, entonces, es ofrecer algo voluntariamente; y según el DRAE, la palabra brindis se refiere tanto a la acción de brindar con vino o licor, como a las palabras que se dicen al hacerlo. Acerca de la primera acepción, aún no se ha definido con claridad una sola teoría sobre su origen: algunos dicen que esta práctica se remonta a los griegos, pues en los grandes banquetes, el anfitrión alzaba su copa y bebía un trago, para demostrar que éste no contenía veneno.

Según otra teoría, también era ésta la función de chocarlas: que el contenido de ambas copas se mezclara, sobre todo entre monarcas y nobles, para demostrar que la bebida estaba «limpia». Por ello, quizá, este ritual tenga un significado más profundo: por lo general, se brinda con las personas en las que se confía.

Excepto por Hungría, donde brindar con cerveza es una costumbre mal vista, en el resto del mundo se trata de una expresión de festejo, de gozo hecho y derecho. Como al fumar —pero en un placer compartido—, el brindis involucra el gusto, la vista, el tacto, el olfato y, al chocar nuestras copas, también el oído. Así que cuando escuche las siguientes expresiones, comparta y dispóngase usted, a brindar y brindarse como se debe. ¡Salud!

Idioma ¡salud!
Árabe Fi sahitak!
Belga Op uw gezonheid!
Portugués Saúde!
Chino Kong chien!
Alemán Prost!
Egipcio Fee sihetak!
Francés Santé / À votre santé!
Griego Yia´sou!
Hawaiano Hipahipa!
Hebreo Le´chaim!
Inglés Cheers!
Italiano Salute / Cin cin!
Japonés Kampai!
Ruso Vashe zdorovie!

Sigue a Karla a través de Twitter como @karla_kobach.


Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE