Isabel de Francia, una loba muy hambrienta

Isabel de Francia, una loba muy hambrienta

¡Amorcillos míos! Ni se imaginan la calidad del chisme que les traigo hoy.

Boris y sus cuernos

Boris y sus cuernos

¡Queriditos! Una vez más me encuentro en la «Ciudad-Chisme»… perdón, en la «Ciudad Luz», donde los escándalos jamás se agotan.

Charlotte Brontë, una envidiosilla

Charlotte Brontë, una envidiosilla

Hijitos míos, me acaban de mostrar un material invaluable que les tengo que pasar al costo.

¡Ah, qué poco aguante, Marito!

¡Ah, qué poco aguante, Marito!

Pues chicos, ¿qué creen? Aún estoy un poco sin aliento por lo que acabo de presenciar, pero si no lo cuento… ¡me-mue-ro! Literal.

Un batallón muy especial

Un batallón muy especial

¡Tebas de mi corazón! Qué preciosa es esta ciudad, sólo que es bien belicosa; siempre anda en guerras, queriendo imponer su supremacía.

La verdadera identidad de Lady Rebecca Rolfe

La verdadera identidad de Lady Rebecca Rolfe

¡Hijos de mi alma! La temporada social de primavera en esta ciudad está de lo más esplendorosa: almuerzos fastuosos, cenas de gala, bailes de máscaras, funciones de teatro… y todos estos eventos han estado aderezados por una exótica presencia

Escándalo momificado

Escándalo momificado

¡Ay, mis niños, ayer vi algo que por poquito me desmayo en el mismísimo lugar donde me encontraba! Me tuvieron que sentar, echarme aire y darme agua porque nada más no me reponía del sofoco…

Llorándole al aire

Llorándole al aire

¡Ay, queriditos, échenme aire, por favor! Acabo de leer una noticia que me ha dejado tan asombrada como perpleja.

Una chica que no pierde el tiempo

Una chica que no pierde el tiempo

Hijos de mi alma, ando de paso por este pequeño pueblo costero, que es pintoresco e interesante, pero no por lo turístico, sino por las personas que han hallado refugio en él.