Algarabia tópicos

El ajolote y la regeneración

El Ambystoma mexicanum, mejor conocido como axolote o ajolote, podría ser la clave para que, aquellas personas que han perdido alguna extremidad, puedan recuperarla mediante la regeneración de tejidos, según afirma un grupo de investigadores australianos.

El Ambystoma mexicanum, mejor conocido como axolote o ajolote, podría ser la clave para que, aquellas personas que han perdido alguna extremidad, puedan recuperarla mediante la regeneración de tejidos, según afirma un grupo de investigadores australianos.

El ajolote es una salamandra con la característica poco habitual de conservar sus rasgos larvales en su vida adulta. Se encuentra únicamente en el complejo lacustre de Xochimilco, al sur de la Ciudad de México, y tiene la capacidad de regenerar partes del cuerpo perdidas, lo que la convierte en una de las especies de salamandra más estudiadas en el mundo.

«Antes pensábamos que los macrófagos no importaban, y esta investigación demuestra que ese no es el caso. Si los macrófagos no están presentes en las primeras etapas de recuperación, la regeneración no se produce.»

James Godwin, autor principal del estudio

El cuerpo humano también posee macrófagos, pero en el caso de las personas, estas células sólo se dedican a acabar con cuerpos extraños en el organismo. Así que indagar mejor las propiedades de los ajolotes puede conducir a investigaciones que lleven a sanar las lesiones cerebrales y la médula espinal, así como a nuevos tratamientos para enfermedades del corazón y el hígado.

Lo que el equipo de Godwin descubrió fue que, sin macrófagos, pierden su capacidad regenerativa y los miembros perdidos se convierten en meros muñones. Sin embargo, al devolverle a la criatura las células, éstas no hacen nada con el muñón, pero recuperan el proceso de regeneración y si otra extremidad se les amputa, ésta sí vuelve a crecer.

«La población de ajolotes está en declive, ya que la mancha urbana ha llevado a drenar y contaminar buena parte de las aguas de Xochimilco.»

La conclusión de los científicos es que la nueva laceración despierta una respuesta química en el organismo del axolotl que hace que los macrófagos se pongan a trabajar. A largo plazo, la idea es lograr aislar ese compuesto y utilizarlo como una droga para regenerar miembros humanos.

Entérate de qué más pueden y hacen los animales por nosotros en Algarabía Tópicos 05: ¿Fascinación o apego? Los animales.

imagen-topicos

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE