Los cuentos para niños ¿son para niños?

Los hermanos Grimm te dirían que no.