Soy la que «¿tengo?» el control
Para hablar y escribir mejor Te recomendamos leer

Soy la que «¿tengo?» el control

La concordia verbal es la que se establece entre el verbo y el sujeto de una misma oración.

Para estructurar correctamente una oración, estos elementos deben coincidir en número y persona; es decir, si el sujeto es yo, o él —en singular—, o nosotros, ustedes o ellos —en plural—, el verbo debe estar conjugado también en la persona que le corresponde; por ejemplo: «los perros —ellos— estuvieron aullando», «yo lo vi todo», «usted es la culpable de todas mis angustias».

En realidad suele ser muy sencillo saber cómo conjugar el verbo de una oración, porque los hablantes lo hacen automáticamente —si se trata de su lengua materna, desde luego—; pero algunos enunciados no son tan sencillos, porque a veces pueden confundir a quien los profiere.

A continuación presentaremos algunos de los casos que pueden suscitar dudas, para ver si de este modo quedan aclaradas.

¿Qué pasa cuando un sujeto tiene varios sustantivos singulares? Pues, simplemente, el verbo va en plural. Por ejemplo:

  • La soledad y la tristeza tiñeron su vida.
  • Saturno y Venus se alinearon.
  • El presidente y el senado firmaron un acuerdo.

Sin embargo, si estos elementos del sujeto se refieren a una misma cosa o persona, entonces debieran ir en singular:

  • El ensayista y poeta fue reconocido.
  • La esposa y madre cuida de su familia.

En el mismo tenor, si entre las partes del sujeto se encuentra un pronombre de segunda persona —o sea, —, el verbo debe ir en segunda persona del plural —es decir, ustedes—; por ejemplo:

  • Tú y Lucía llegaron tarde.
  • Pepe, Carlos y tú pagan la cuenta.

Si va incluido un yo, entonces el verbo debiera ir en la primera persona del plural, nosotros:

  • La nena, tú y yo iremos al cine.
  • Él y yo somos novios.

Otro tipo de oración que puede ocasionar dudas al momento de saber si el verbo debe ir en singular o plural es la que empieza con «uno de los que» o «una de las que», ya que posee un elemento singular y otro plural. En este caso, se recomienda que el verbo vaya en la tercera persona del plural, porque el sujeto es, en realidad, «los que» o «las que»:

  • Uno de los que mejor me caen es…
  • Una de las maestras que más me influenciaron fue…

Lo incorrecto sería:

  • Uno de los que mejor me cae es…
  • Una de las maestras que más me influenció fue..

Enunciados parecidos a los anteriores son los que empiezan con «yo soy uno de los que» o «tú eras uno de los que», en los que el verbo se debiera conjugar también en la tercera persona del plural, pues sería un error decir:

  • Tú fuiste uno de los que votaste por el pan.

Lo correcto sería:

  • Tú fuiste uno de los que votaron por el pan.

En el caso de oraciones como «yo soy la que lava», «soy la que barre», «soy la que educa» o «tú eres el que sufre», el verbo debería ir en tercera persona del singular, como vemos en los ejemplos, porque el sujeto es «el que» o «la que», que se encuentra en singular; las oraciones de este tipo en las que el verbo concuerda con la primera o la segunda persona son propias del habla coloquial, en las que se busca dar más énfasis a quien realiza la acción, si bien no se consideran del todo correctas; por ejemplo:

  • Por fin soy yo la que pude alcanzar el puesto.

No sería la forma más apropiada de decirlo, sino:

  • Por fin soy yo la que pudo alcanzar el puesto.

Por eso, la próxima vez que diga que usted es algo, piense en cómo va a conjugar apropiadamente el verbo que le sigue, para que usted sea quien tiene el control de todo lo que dice.

Para conocer más de estas coincidencias verbales para hablar y escribir bien, consulten este artículo completo en Algarabía 112.

Revista del mes

Buscador de Podcasts

Origen de los días de la semana

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar