adplus-dvertising

¡Eureka!

Las palabras vuelan, lo escrito queda

Las palabras vuelan, lo escrito queda

El origen del adagio latino Verba volant, scrīpta mānent suele atribuírsele al discurso ante el Sendado romano de Cayo Tito —que no ha de confundirse con el emperador Tito Flavio Vespasiano (39-81 d. C.)— y tiene el sentido de que, mientras a las palabras habladas se las lleva el viento —del tiempo y la memoria—, a las

Suscríbete al Newsletter de la revista Algarabía para estar al tanto de las noticias y opiniones, además de la radio, TV, el cine y la tienda.

Las más leídas en Algarabía

Scroll to Top