Lenny Bernstein sale del clóset… ¡y de qué manera!
Desde la redacción

Lenny Bernstein sale del clóset… ¡y de qué manera!

Amorcillos, una vez recuperada del desmayo mayúsculo que tuve al final del concierto navideño de Pedro y el lobo que presentaron el grandísimo director y compositor Leonard Bernstein —58 años— y su esposa, la guapa actriz de origen sudamericano, Felicia Montealegre —54 años—, dejen les cuento paso a paso el show del escándalo:

Manhattan, Nueva York, diciembre de 1976.

Parecía que sería una noche apoteósica para Lenny y su chica. Felicia narraría el famoso cuento y Bernstein dirigiría la orquesta. Todo fue muy bien y, al final, el público entero nos pusimos de pie para aplaudirle como diez minutos a la atractiva pareja.

De pronto, una acción nos dejó calladitos y boquiabiertos. Fíjense que alguien del auditorio se aproximó al director para entregarle un bellísimo ramo de rosas. Lenny estaba de pie en el escenario, esperando que la ovación cesara. Se acercó a tomar las flores y se las tendió a su mujer, pero ella, en vez de recibirlas amorosamente… ¿qué creen? Se las aventó al piso y, con un gesto súper teatral —obvio, de actriz—, se salió corriendo del escenario con una cara terrible, entre triste y enojada.

No, bueno, todos nos quedamos mega sorprendidos y yo, tras aspirar mis sales para no hacer el ridículo de desmayarme en público, corrí a preguntarle a un amigo cercano de la pareja que qué pasaba, y de esto me enteré:
Pues resulta, chicos —por favor sigan sentaditos—, que Lenny dejó a su mujer y a sus hijos… ¡por un muchacho veinteañero que se llama Tom Cothran! Pero eso no es todo. Al parecer, Felicia los encontró en el lecho que comparte con su marido… ¡en plena acción! Ustedes me entienden.

Por supuesto que la Feli está que se la llevan todos los diablos, pues desde siempre le ha aguantado sus aventurillas a Leonard. Aquí entre nos, uno de sus cuates dice que el guapo director jamás fue hetero, ni siquiera bisexual, y lo califica como «un gay que se casó», tal cual.

21-currutaca-interior1

Así que, desde un principio, y aunque se quieren muchísimo, Felicia supo que Leonard no correspondería a su amor como ella quería, pero se empeñó en casarse y en soportar sus amoríos. Lo que pasa es que esta vez, Lenny se pasó de listo, o más bien, ya decidió que no quiere ocultar más su homosexualidad y por eso ha decidido irse a vivir con su amante. Y justo eso es lo que le duele a Felicia, que rompa su hogar y los deje a ella y a su tres pequeños.

Pues sí, chicos, por lo que sé, la ruptura es oficial: Feli se queda en su depa de Central Park a cuidar de Jamie, Alexander y Nina, mientras que Leonard Bernstein se va a pasar el invierno en París con su Tommy. ¡Ay, mis amores, pero qué relaciones tan complicadas las de estos artistas! Mejor me voy a la estética y de paso me peinan a mi Fifí.

Au revoir!

Shoppe Algarabía

PUROS NÚMEROS

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar